EL CALCIO

Un 99% del calcio forma parte de huesos y dientes. El 1% restante tiene otras funciones no menos importantes: participa en la excitabilidad de nervios y músculos, en el funcionamiento del corazón, en la coagulación de la sangre. El calcio está presente en la sangre, en los líquidos extracelulares, y en los intracelulares. Es necesario que la sangre mantenga unos valores constantes de este mineral para atender estas demandas. De manera que cuando disminuye en sangre, inmediatamente se reequilibra tomando, si es preciso, del que está almacenado en huesos y dientes.

Además de todas estas funciones, el calcio es utilizado por el cuerpo como “tampón” para el equilibrio ácido-alcalino de la sangre y los tejidos. El metabolismo normal genera sustancias ácidas que es preciso neutralizar antes de eliminar. La dieta debe suministrar una adecuada proporción de bases alcalinas que equilibren el pH. Pero cuando el conjunto de la dieta resulta muy acidificante, el cuerpo utiliza las reservas de bases alcalinas, entre las que se encuentra el calcio, para neutralizar esa acidez, recurriendo, si es preciso, a las reservas almacenadas en los huesos.

FACTORES DIETÉTICOS ACIDIFICANTES:

Exceso de proteínas. La OMS sugiere un 12-15% de calorías procedentes de proteínas. Nuestra dieta contiene más. El metabolismo de las proteínas genera residuos ácidos, y aún más la proteína animal. Si cierta cantidad de proteína es necesaria para la absorción de calcio, el exceso incrementa su eliminación a través de la orina.

Azúcar y cereales refinados. El azúcar y los cereales refinados, desprovistos de sus sales minerales y vitaminas, producen un empobrecimiento de los micronutrientes (vitaminas y minerales) necesarios para su metabolización, y también son acidificantes; especialmente el azúcar.

La deficiencia de magnesio es otra causa de la deficiente absorción del calcio. El calcio que se incorpora a los huesos lo hace en estrecha relación con el fósforo y el magnesio. Nuestra dieta habitual contiene un exceso en fosfatos (debido a los fertilizantes químicos y los aditivos alimentarios), pero suele ser deficiente en magnesio. Ambos factores dificultan el metabolismo óseo del calcio. Por mucho calcio que se tome, si hay deficiencia de magnesio es difícil que se aproveche bien. El exceso de sodio (sal) también puede tener un efecto negativo.

En cuanto a los productos lácteos, cierto es que contienen mucho calcio, pero tiene el inconveniente de que su contenido en proteínas aumenta nuestro ya excesivo consumo de proteínas, lo que a su vez dificulta la absorción de calcio. Por otra parte, el bajo contenido en magnesio de la leche y su baja relación calcio/fósforo hace que el porcentaje de calcio que efectivamente se absorbe sea relativo.

Otros factores dietéticos que pueden contribuir a la desmineralización son los oxalatos (espinacas, cacao), que aumentan la excreción de calcio. El ácido fítico de la fibra de los cereales, en personas que han hecho una transición brusca a la alimentación integral (muy alta en fibra).  En el caso del pan, la fermentación con levadura madre elimina este problema. Las plantas solanáceas contienen un alcaloide, la solanina, sospechoso de alterar el metabolismo del calcio.

Además de prestar atención a los factores drenantes de calcio, conviene hacerlo también a los que favorecen su absorción. Las verduras, especialmente las de hoja verde, son favorables por que contienen calcio y magnesio muy asimilables, además de otros oligoelementos y vitaminas (más si son de cultivo biológico), y porque ejercen un efecto alcalinizante, que favorece la remineralización. El ejercicio y la vitamina D (se sintetiza por la acción del sol sobre la piel) promueven la absorción de calcio. Los pescados azules son también una buena fuente de vitamina D.

Finalmente, un adecuado balance de calcio no depende sólo de la cantidad presente en los alimentos. Tal vez la clave no sea la cantidad de calcio que se ingiere, sino la calidad y el equilibrio de la dieta en general. ¡¡¡Baje de peso e inicie un nuevo estilo de vida!!!

CONSULTA DE NUTRICIÓN

PREVIA CITA

Facebook Vero Callejas        Twitter @NutVeroCC

EN PACHUCA: RÍO HONDO 302, COL. ISSSTE

TEL. 7715685614

EN IXMIQUILPAN: MÉDICA LAS AMÉRICAS, AV. FELIPE ANGELES 24, 1er. PISO, INT 2, COL. CENTRO

Correo electrónico: nut.verocc@gmail.com

Cel. 7711300748

Permiso publicidad COPRISEH: 161301202A0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: