Paulina, a sus 80 años, vive de su talento

Para Paulina Castillo, sus 80 años de edad no son impedimento para obtener algún ingreso económico.
Vecina de la colonia Metilatla, diariamente camina algunas de las calles de Tulancingo, buscando principalmente donde hay más personas, para vender sus lienzos con estampados, que son auténticas obras de arte porque incluyen figuras con vistosos colores.
“Me tardo mucho tiempo en hacerlos, a veces uno o dos meses; trabajo durante las noches y madrugadas, pongo mi música o veo la tele y así se me pasa el tiempo más rápido”, comentó.
Este tipo de bordados tienen un costo de 500 pesos. “No es mucho lo que le gano porque esto es tardado, pero sí me alcanza para mi medicina, para mis gastos y hasta les invito a mis nietos a comer”.
La entrevistada, agregó que también tiene sus pedidos, pero dice que siempre les pide a sus clientes que le tengan paciencia.
En el trabajo más reciente, la artesana presentó un guajolote, un ave emblemática de México. Explicó, que primero realiza el dibujo y después, escoge los colores de los hilos; luego comienza con su labor y cuando concluye, comienza su peregrinar.
Comenta que en ocasiones sale con dos o más lienzos y por lo general, consigue venderlos. Así es el día a día de Paulina.
Como ella, es común ver a adultos mayores tratando de llevar el sustento diario a sus casas, algunos como aseadores de calzado, vendiendo globos, paletas o helado y ofreciendo productos en tianguis o mercados.
De acuerdo con el artículo cinco fracción cinco de la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores, se establece que la población adulta mayor debe tener igualdad de oportunidades en el acceso al trabajo o de otras opciones, que les permitan un ingreso propio y desempeñarse en forma productiva tanto tiempo como lo deseen, así como a recibir protección de las disposiciones de la Ley Federal del Trabajo y de otros ordenamientos de carácter laboral.
Así también, la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo en su nueva edición (ENOEN), da cuenta que, durante el primer trimestre de 2021 la tasa de actividad económica en los adultos mayores es de 29 por ciento. En los hombres (45%), esta tasa es casi tres veces mayor al de las mujeres (16%).
La participación económica disminuye conforme avanza la edad, pasa de 39% para el grupo de 60 a 69 años a 8% entre quienes tienen 80 años y más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: