Pierden jóvenes interés por trabajar el campo

La poca rentabilidad, la migración y la carestía de insumos agrícolas, son factores para que muchas personas, sobre todo jóvenes hayan perdido el interés por trabajar el campo, opinó Florentino Alvarado, coordinador de Profesionales Dictaminadores de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural antes Secretaría de Agricultura (SADER), delegación Hidalgo.
El funcionario, dijo también que no existen políticas públicas, que promuevan que los jóvenes se queden en sus lugares de origen para cultivar sus tierras
Agregó que las plagas y enfermedades en plantaciones, principalmente maíz, trigo y frijol, ponen en riesgo las cosechas y en ocasiones, los productores enfrentan muchas pérdidas.
Esta tendencia, dijo, se acentúa en zonas rurales de Tulancingo, como: Santa Ana Hueytlalpan, Huapalcalco, Laguna del Cerrito y Cebolletas, entre otras, donde hasta hace dos décadas, mucha gente se sostenía de sus cultivos o de sus animales.
Comentó que actualmente, estas actividades dejaron de ser prioridad porque si no hay ganancias, la gente tiene que buscar otras alternativas.
El funcionario, advirtió que este desinterés repercute en la economía regional, la cual va a la baja y muchos campesinos prefieren emigrar a ciudades, como: Pachuca, Puebla, Poza Rica o la Ciudad de México, para buscar empleo y mejorar su situación, donde se emplean como albañiles, jardineros o empleados, para obtener mayores ingresos.
Aunque otros -destacó el entrevistado-, prefieren buscar el “sueño americano” en los Estados Unidos, cruzar la frontera es más más difícil, que en otros años.
“Hace 20 años cuando llegué a esta región, algunos campesinos, adultos mayores me comentaban que antes de que hubiera PROCAMPO, mucha gente de dedicaba a la siembra, pero llegó este programa y la mayoría estaban a expensas de que les dieran su apoyo económico, lo que también generó el desinterés”.
También, destacó que actualmente los gobiernos tanto de Canadá como de los Estados Unidos de Norteamérica, otorgan facilidades para que vayan a trabajar al campo y a la mayoría les va bien. “Allá sí están incentivando las actividades agrícolas”.
Finalmente, el entrevistado dijo que a su regreso, estos jóvenes que ahora emigran se pueden convertir en los próximos inversionistas, si es que regresan a sus terruños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: