Detona la pandemia por Covid-19 el ciclismo en la región

Dicen que no hay mal que por bien no venga, en el caso del ciclismo fue así, ya que a raíz del confinamiento derivado de la pandemia por Covid-19, en 2020, las personas ávidas de salir a hacer ejercicio, comenzaron a usar la bicicleta de montaña que les permitía ejercitarse al aire libre y con sana distancia.
José Antonio Silva Moreno, presidente de la Asociación de Ciclismo, Formativo, Competitivo y Recreativo del Estado de Hidalgo A.C., reconoció que tras la pandemia el ciclismo tuvo un incremento muy considerable, que se reflejó en un desabasto de bicicletas y de refacciones, además de un aumento en el número de competencias y de clubes afiliados, en la entidad.
Silva Moreno, recordó que fue en San Juan Tepa, en el municipio Francisco I. Madero, donde se retomaron las actividades del ciclismo competitivo y contabilizaron una afluencia de 450 corredores y ahí, dijo, se dieron cuenta que esto iba en crecimiento y ahora sus eventos rondan los 500 y 600 participantes.
Comentó que antes de la emergencia sanitaria por el virus SARS-CoV-2, la asociación registraba pocas ocasiones, en las que se juntaban durante un fin de semana varias competencias; sin embargo, ahora, tan solo en agosto de este año llegaron a tener de cinco a seis eventos, cada ocho días, incluso a mediados de agosto sumaron 10 eventos avalados durante un fin de semana, por lo que ahora hay mucho de donde escoger para los corredores.
Comentó que el crecimiento en el número de ciclistas, llevó a que también el número de clubes creciera, pasando de un registro de 40 antes de la pandemia, a un aproximado de 120 afiliados y entre ellos han crecido, porque los que traían cinco ahora tienen mínimo 10 y hasta 50 o 60 ciclistas.
Uno de los clubes con mayor crecimiento y logros deportivos, es el club Rinobikers, de Tulancingo, cuyo origen se dio en la pandemia cuando Alfredo Hernández, comenzó a rodar con un amigo y tras probar la adrenalina de una competencia, decidieron invitar a otros amigos y de ahí se fue formando el club, que ahora tiene a 15 integrantes peleando el pódium, en sus respectivas categorías del Serial Hidalguense de Ciclismo de Montaña.
Valeria Soto, integrante de Rinobiker, reconoció que ha sido un trabajo difícil porque deben cumplir tareas familiares de manera paralela, pero han sido grandes satisfacciones las que han logrado.
Refirió que en primera instancia, los integrantes del club llegan de forma recreativa, pero al ver que los demás participan en competencias, se van integrando a la dinámica y ahora cuentan con un centro de formación Rinobiker, trabajando con los niños.
Una de las cartas fuertes en la rama femenil es Arantxa González, originaria de Tulancingo, quien ha representado a Hidalgo en algunas justas nacionales, comentó que se acercó al ciclismo por su papá, que es instructor de spinning, comenzando desde la categoría rodadores, subiendo a principiantes hasta llegar actualmente a la máxima categoría compitiendo a nivel nacional.
Estos eventos del serial hidalguense, de acuerdo con José Antonio Silva, genera una reactivación económica de más de 800 mil pesos, pero eso no queda ahí, ya que comunidades donde tienen la fortuna de contar con parajes y brechas boscosas ideales para el ciclismo de montaña, se han visto trasformados, como lo es Los Romeros en Santiago Tulantepec.
María Inés García Ramírez, propietaria de una tienda en lo que era la Estación del Ferrocarril de Los Romeros, recoció el crecimiento tan grande que tuvo el ciclismo, a raíz de la pandemia, dejándoles una derrama económica importante, principalmente los fines de semana y transformando su tienda, ahora contando con un restaurante donde los domingos, es muy concurrido por ciclistas de muchas partes.
“Gracias a Dios esto nos ha ayudado, mis ingresos y los de los vecinos en general se han incrementado en un 50 por ciento. Vienen ciclistas de diferentes estados, incluso de otros países, como China y Cuba”, comentó.
Sin duda alguna, este auge seguirá beneficiando a varias comunidades con derrama económica, pero también generará personas sanas, de bien y porque no, quizá dignos representantes de Hidalgo y México, en competencias internacionales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: