Cuello de botella en Manuel Fernando Soto, queja constante de automovilistas

Contantes congestionamientos viales, se generan principalmente los jueves de tianguis y durante estos días de asueto en Tulancingo, en el primer cuadro de la ciudad, específicamente en la calle Manuel Fernando Soto, a la altura del estacionamiento de la Catedral Metropolitana.
Sobre este tema, conductores tanto particulares como del servicio público colectivo dijeron a Ruta que al llegar a este sitio se genera un “cuello de botella”, ya que pasando Colegio Militar (referencia escuela Miguel Hidalgo), la calle está habilitada para dos carriles.
Sin embargo al llegar al referido lugar la circulación se va haciendo más lenta, lo que genera un caos vial con vehículos detenidos, además de que algunos automovilistas no ceden el paso entre uno y otro carril.
Sobre este tema, Dulce Berenice Osorno Rodríguez, titular de la Dirección de Movilidad y Transporte, explicó que el tiempo de espera en que salga algún vehículo para que otro ingrese, es en parte lo que genera que el tránsito se obstaculice.
“Hay que entender que este es un negocio, sin embargo vamos a pedirles a los encargados de este espacio que actúen con un mayor orden para evitar estos inconvenientes”.
La funcionaria también hizo un llamado a los conductores a ceder el paso, ya que además se aplica el programa vial Uno por Uno, aunque más que nada –recalcó-, es cuestión de consciencia y educación vial, para que se pueda circular de una mejor manera.
Por otra parte, este fin de semana se generó una discusión entre un motociclista y un automovilista, ya que este último se estacionó en un área destinada precisamente para motorizadas. El hecho ocurrió en la calle de Hidalgo, frente a una mueblería.
Sin embargo, también ocurren situaciones similares en paraderos habilitados para motos, en 21 de Marzo y Colegio Militar.
Al respecto comentaron uniformados de esta corporación, que de acuerdo con el artículo 56 del Reglamento de Movilidad y Transporte, esta práctica está prohibida. Sin embargo, algunos conductores la pasan por alto, por lo que tienen que ser infraccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: