ACIDO HIALURÓNICO CASERO

Hoy en Salud y Más, les comparto una forma sencilla y económica de elaborar un ácido hialurónico (AH) en casa, el cual ayudará a mejorar la producción de colágeno en la piel y con ello frenar el proceso de envejecimiento.

Es importante saber que el AH es producido por nuestro cuerpo de manera natural, pero, conforme el paso de los años disminuye de forma considerable, como consecuencia, la piel pierde hidratación y, por tanto, elasticidad y firmeza tornándose cada vez más fláccida vulnerable de arrugas.

La deficiencia de este componente se ve reflejada también en las articulaciones, de modo que los cartílagos se hacen más rígidos, pudiendo romperse y hacer que se sienta dolor con cada movimiento a causa del roce entre los huesos.

Algunos vegetales que contienen almidón como las papas, activan el cuerpo para producir ácido hialurónico y como un dato extra, verduras como espinacas, coliflor, brócoli, espárragos, lechuga, coles de bruselas y judías verdes son ricas en magnesio esencial para la síntesis de ácido hialurónico.

Es por ello, que siendo tan esencial hoy les comparto una forma de elaborar en casa un AH con pocos ingredientes, haciendo una receta con beneficios muy positivos para la piel y necesitando únicamente algunas membranas de huevo, alcohol y agua destilada, además de un recipiente pequeño de vidrio.

La membrana del huevo la obtendremos quitando la piel blanca pegada a la cáscara o cascarón. Después de retirar esa tela blanquecina de aproximadamente diez cascarones enteros se deja secar al sol hasta que podamos reducirla a polvo, proceso que dura aproximadamente tres días.

Este polvo se vacía en un recipiente de vidrio previamente desinfectado y se agregarán cuatro cucharadas de agua destilada y cuatro de alcohol de grado farmacéutico dejando reposar la mezcla dos semanas.

Pasando este tiempo cuela el preparado a través con una gasa esterilizada y se pone a baño maría añadiendo cuatro cucharaditas de glicerina vegetal hasta que reduzca a la mitad y volver a colar.

Finalmente se vacía en un frasco con gotero manteniéndolo en refrigeración. La aplicación es por demás sencilla, únicamente son tres gotas en rostro y cuello aseados, esto como parte de la rutina de limpieza diaria, es por Salud y Más… hasta la próxim@. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: