Abandono y olvido

Ahora que en la discusión pública en Hidalgo esta dominada por la transición de gobierno, vale la pena recordar que cinco han sido las sedes que ha tenido el Poder Ejecutivo del Estado, pero una de ellas está en franco abandono.
La primer sede fue el piso alto de la Farmacia “El Refugio” ubicado en la antigua Plaza de las Diligencias -hoy de la Independencia-, que fue rentado por primer Gobernador de Hidalgo, Juan C. Doria en 1869.
La segunda sede fue un edificio ubicado en la calle Venustiano Carranza entre 1870 y 1883. La tercera fue un edificio que hoy se denomina “Antiguo Palacio de Gobierno”, mismo que había funcionado como Curato de la Iglesia de La Asunción y donde permaneció hasta 1944 año en el que el Poder Ejecutivo fue trasladado a la Casa Rule hasta 1970, año en que se inauguró el actual Palacio de Gobierno.
Y es que pese a que ahí despacharon 10 gobernadores, se albergó a la Cámara de Diputados, se asentó ahí la Presidencia Municipal de Pachuca e incluso que afuera de este Palacio fue asesinado el diputado federal por Tulancingo Agustín Olver, uno de los líderes agraristas más importantes de la época, el edificio está condenado al abandono y olvido.
En 1985 fue cedido por el gobernador Guillermo Rossell a la Compañía Real del Monte, aunque varios años después el IMSS lo embargó por adeudo multimillonario, para luego ser recuperado por el gobierno del Estado que se convirtió en propietario del inmueble.
Como resultado de este abandono, en 2013 sufrió la caída del plafón del pasillo exterior, en 2016, la Federación de Organizaciones Independientes de Hidalgo, rompieron cadenas y candados de la puerta, para ingresar al inmueble y amenazar convertirlo en mercado público
Todas estas lamentables circunstancias han puesto riesgo su integridad, por lo que sería deseable que la nueva admistración de gobierno lleve a cabo un diagnóstico de las condiciones en las que se encuentra este edificio histórico así como la puesta en marcha de un plan de conservación y por su puesto la Difusión de su importancia histórica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: