Acusa activista que INAH desconoce a la población en declaratoria de Huapalcalco

Integrantes de Niebla y Tiempo A.C., manifestaron que en el Programa Sectorial de Cultura 2020-2024, derivado del Plan Nacional de Desarrollo, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) omitió el movimiento social-cultural, que dio origen al procedimiento para la declaratoria de Huapalcalco como Zona de Monumentos Arqueológicos (ZMA).
Montserrat Barragán Andrade, presidenta de dicha asociación, comentó que los diferentes niveles de gobierno omiten, minimizan y menosprecian la voluntad de los tulancinguenses, pues consideró que están acostumbrados a realizar prácticas, que poco tienen que ver con la inclusión de la sociedad en la apropiación y protección del patrimonio arqueológico.
Detalló que en el fundamento del Proyecto de Decreto como ZMA para Huapalcalco; el programa Sectorial de Cultura 2020 – 2024, derivado del Plan Nacional de Desarrollo, en el eje 2 titulado como Política Social, tiene como séptimo principio rector, “no dejar a nadie atrás, no dejar a nadie afuera”, y determina como uno de sus objetivos prioritarios proteger, conservar la diversidad, la memoria y los patrimonios culturales de México mediante acciones de preservación, investigación, protección, promoción de su conocimiento y apropiación.
Sin embargo, dijo que en el mismo documento, la federación no menciona que la iniciativa fue a petición de parte, tal como lo marca la ley de la materia y de manera deliberada, omite el movimiento social-cultural que dio origen al procedimiento para la Declaratoria como ZMA a Huapalcalco.
La presidenta de Niebla y Tiempo A.C., refirió que a través de un reportaje publicado el pasado domingo 26 de junio por el portal El País, respecto al movimiento cultural para la declaratoria como ZMA para Huapalcalco, la titular de la Coordinación Nacional de Arqueología Lorenza López Mestas, declaró que “el periodo de seis años fue porque los estudios son largos y en el medio, empezó la pandemia de Covid-19”.
Remarcó que eso no es cierto y existe un amparo, donde no le asiste la razón a la funcionaria, quien también dijo que “todos los vestigios están protegidos por la ley’; y en contraste, Huapalcalco sufre un deterioro arqueológico.
Andrade Barragán agregó que en el mismo reportaje, la titular de la Coordinación Nacional de Arqueología dijo que la sentencia de la declaratoria es un título más del INAH, pero nada más lejos de la realidad ya que esta declaratoria a Huapalcalco como Zona de Monumentos Arqueológicos, se debe a un ejercicio de participación ciudadana en colectivo, de más de 17 años constantes y es también, el resultado de un juicio de amparo, interpuesto en contra del INAH, responsable de garantizar la protección del patrimonio arqueológico.
Recordó que la declaratoria en cuestión, fue solicitada por Niebla y Tiempo A. C. y respaldada con más de diez mil firmas de tulancinguenses, por lo que consideró que es un ejercicio congruente de participación ciudadana y de apropiación del patrimonio.
“Esta declaratoria, la primera en el país en estas condiciones refleja el interés de la sociedad de Tulancingo en la protección y valor de Huapalcalco. La declaratoria no es más de lo mismo, el INAH debería tener esto claro, puesto que está inscrito en los principios del Plan Nacional de Cultura y en los tratados internacionales relativos de la Agenda 2030. No más de lo mismo, pues sin participación ciudadana no hay apropiación del patrimonio”, señaló Barragán Andrade.
Acotó que Huapalcalco es una zona deprimida económicamente: justo por eso se necesita que el INAH se vincule desde sus competencias, con el gobierno del estado de Hidalgo y el Ayuntamiento de Tulancingo, y se diseñe e implementen ejercicios de desarrollo transversales, incluyendo a los diferentes niveles de gobierno y a la sociedad civil organizada, que es punta de lanza para los requerimientos de una sociedad que aspira al desarrollo sostenible.
La puesta en valor de Huapalcalco es un reclamo de la sociedad dijo Montserrat Barragán, y es motivo de interés público, de urgencia y de orgullo para la identidad de los hidalguenses, por lo tanto, la secretaría de turismo del estado de Hidalgo debería tener cuidado de promover eventos de organizaciones foráneas, desconociendo a la ciudadanía tulancinguense con el movimiento cultural que tiene años de tradición de lucha y resistencia, de labor ardua y constante en defender el sitio arqueológico.
Señaló que, al día de hoy Niebla y Tiempo A. C., no conoce ninguna acción que haya llevado a cabo el INAH para dar a conocer a la comunidad el impacto que tendrá la Zona de Monumentos Arqueológicos,
“¿Cuándo ha acudido el INAH a la comunidad a decir qué importancia tendrá que sea decretada como zona de monumentos o la responsabilidad social que se tiene al vivir cerca y/o respecto al aprovechamiento de que exista una zona con estas características? ¿Cuántos ejercicios de diálogo ha tenido el INAH con la comunidad de Huapalcalco?, no los hay”, aseguró.
Finalmente, Barragán Andrade lanzó un exhorto al INAH a que presente el Dictamen de Impacto Presupuestario, según marca el Manual de Procedimientos para el Trámite de Declaratorias a cargo del INAH, el cual no fue presentado en el expediente que obra en el Amparo 02/2021.
“Ese dictamen es fundamental para que pueda ser considerado en el ejercicio presupuestal 2023, por lo que les invita a no enrarecer el proceso inminente de Declaratoria de Zona Arqueológica de Huapalcalco, con declaraciones improvisadas que le restan dignidad al derecho a la cultura que la sociedad tulancinguense ha defendido durante estos 17 años. No merecemos menos que un ejercicio de facultades del INAH recíproco, a la altura. Este ejercicio ciudadano es una oportunidad histórica”, finalizó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: