Propuesta ley de armas

Hace unos pocos días escuche por los medios de comunicación que la propuesta de un partido político de armar a las familias mexicanas para que pudieran defenderse ante lo que han denominado la falta del Estado mexicano.

En tal sentido, me parecen declaraciones que tienen un peso bastante trascendente, es decir el señalar que es necesario reacomodar el sistema constitucional mexicano para que sean las personas que se defiendan aceptando que el Estado es incapaz de ello debe de ser considerado como una declaración alarmante para toda la población.

En primer punto, debemos de preguntarnos si es cierta la declaración, si el Estado a perdido la capacidad para mantener a salvo la población, lo cual no solamente me parece grave sino impensable si bien la crisis de seguridad existe en nuestro país y podemos establecer ciertos lugares donde pudiera existir una posibilidad de ingobernabilidad ello no puede generar una declaración de un Estado fallido ya que, un Estado fallido implicaría la perdida total de las instituciones y la ingobernabilidad total del país.

No obstante, no podemos minimizar el problema de la seguridad nacional que en ciertos Estados es más marcados que en otros pero que se ha convertido en un común denominador social, pero reitero no puede traducirse en un Estado fallido.

En segundo punto, la medida, aunque considerada emergente me parece absurda ya que, si bien no es novedosa puesto que, la ley contempla la posibilidad de las personas de tener un arma en el domicilio para resguardo esta debe de estar registrado y de ser de un calibre que no sea de uso exclusivo del ejército.

Sin embargo, casi todos los estudios han demostrado que dichas armas han servido para desgracias y no para un propósito más benéfico para la propia familia.

En ese mismo sentido, solicitarles a las personas que retomen las tareas que les competen al Estado no solamente le permite al Estado desligarse de las mismas sino aumentar la inseguridad y destruir el Estado Constitucional de Derecho por lo que debe de ser desechada la idea.

Lic. Juan Fernando González Espinosa

juanfer_lm@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: