En sesión del lunes, legisladores de Morena y el Partido del Trabajo (PT) presentaron una iniciativa para establecer penas de hasta cuatro años de prisión a quien se retire el preservativo sin consentimiento mutuo durante el acto sexual, práctica conocida como stealthing.
De acuerdo con la iniciativa, se adiciona un segundo párrafo al artículo 183 del Código Penal para el Estado de Hidalgo.
“Quien, aprovechándose dolosamente del consentimiento de realizar el acto sexual con protección, retire el condón sin común acuerdo, se le impondrá prisión de dos a cuatro años y una multa de 80 días. Se aumentará la pena, en caso de haberse visto afectado en su salud, por infecciones, enfermedades venéreas, o embarazo no deseado”, dice la propuesta.
En su intervención, la diputada petista Tania Valdez Cuéllar mencionó que el término hace referencia a una práctica que pretende pasar inadvertida en la copula por la otra persona “y, por ende, sin ningún tipo de consecuencia”.
La legisladora local expuso que quitarse el preservativo en un acto sexual sin consentimiento mutuo es una de las formas “actuales y modernas” en las que se puede ejercer violencia a las personas, que principalmente afecta a las mujeres.
Valdez Cuéllar añadió que todavía existe el debate sobre si el stealthing (que en inglés significa sigilo o secretamente) es un acto de violación o de agresión sexual.
“Son prácticas más comunes de lo que se pudiera imaginar, a tal grado de normalizarse por completo y en el peor de los casos revictimizar a las personas”, señaló la legisladora del Partido del Trabajo (PT).
“La libertad sexual de las personas como un derecho se ve agravada a través de los engaños que utilizan las personas para llegar al acto sexual, mintiendo sobre su estado de salud y peor aún, llegando a prácticas que nunca se acordaron previamente”, agregó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: