De las quejas más recurrentes que llegan al módulo de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), con sede en Tulancingo, son los cobros excesivos por parte de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), de acuerdo con el encargado de esta oficina, Gabino Alán Alderete Vargas.
El funcionario, indicó que para que los usuarios que tienen alguna queja no acudan ante la CFE y traten de mediar los conflictos, existe la CFE-Cita.
“Vienen con nosotros, exponen su problema y analizamos si se les puede ayudar en los casos de cobros excesivos o indebidos; actuamos como mediadores. En promedio, de 10 personas que han acudido solo dos regresan, eso quiere decir que a los demás les han dado alguna solución”.
En lo que va del año -agregó-, han atendido entre uno y tres casos por mes; sin embargo, recientemente dio a conocer que llegó un grupo de aproximadamente 20 personas, de una comunidad del municipio Acatlán, por lo que el número de quejas aumentó en comparación con 2021.
La Profeco en Tulancingo, recepciona casos regionales, específicamente de los municipios Acaxochitlán, Singuilucan, Metepec y Santiago Tulantepec.
Alderete Vargas, dijo que en este tema, existen casos en los que las personas que habitaron anteriormente un domicilio dejan una deuda que les cobran a los nuevos inquilinos.
Además de este tipo de quejas relacionadas con el servicio eléctrico, de igual manera hay muchas en contra de empresas de telefonía celular, con aproximadamente de 12 al mes, sobre todo en las zonas rurales.
“Les ofrecen servicios de internet, pero al final no cuentan con señal”, comentó el funcionario municipal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: