Pachuca.- Autoridades y pobladores de Tula, se encuentran en alerta ante la crecida del río que subió de manera significativa, luego de las lluvias que se han registrado en los últimos días, por lo que incluso fue necesario que la Comisión Nacional del Agua, parara las obras que se realizan al interior del afluente.
Por la madrugada elementos de protección civil y bomberos, realizaron un monitoreo constante del río, ya que este comenzó a presentar una crecida, lo que derivó en que pobladores solicitarán el apoyo de las autoridades.
Alrededor de las tres de la mañana, los elementos de los cuerpos de seguridad y rescate, realizaron un recorrido en el cauce para verificar un posible riesgo a la ciudadanía.
Sin embargo, se descartó algún desbordamiento o peligro para las personas que se encuentran en el lecho. Se indicó que si se registró un fuerte aumento del caudal, pero no derramó en ningún punto.
No obstante la Conagua tuvo que sacar las máquinas con las cuales se trabaja en el revestimiento del río, ya que esta si tenía riesgo de ser arrastradas por la corriente.
La dependencia federal realiza obras de rectificación del Río, como parte de las acciones que lleva a cabo el gobierno federal, para evitar nuevas inundaciones luego de los hechos registrados en septiembre del año pasado.
Estas obras han sido rechazadas por la población, ya que aseveran es el mismo proyecto que tenía desde hace casi cuatro años y no da una solución real a la problemática de las inundaciones y por el contrario, convierte al río en un gran canal y deja riesgos a los municipios abajo como son Tezontepec, Tlahuelilpan y Tepetitlán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: