Tras la explosión de un tanque de gas estacionario en un local de venta de pollos rostizados, el pasado viernes, el alcalde de Tulancingo, Jorge Márquez Alvarado, informó que, de manera inmediata, tomaron cartas en el asunto y adelantó, que harán cumplir la norma existente, la cual impide que los piperos llenen cilindros con gas.
El presidente Jorge Márquez, indicó que las investigaciones respecto a la explosión del pasado viernes, revelaron que los propietarios de ese negocio no tenían ningún permiso de las direcciones de Reglamentos y Medio Ambiente, ni la supervisión de Protección Civil.
Refirió que el accidente derivó de un tanque estacionario, que estaba dentro del negocio, en el piso, y de acuerdo con el dictamen de Protección Civil estatal, la explosión fue por acumulación de gas; situación que calificó como grave y delicada.
Puntualizó que de acuerdo con la dependencia estatal, sí se puede tener un tanque estacionario a ras de piso, pero con ciertas condiciones de distancia y capacidad.
El edil, adelantó que la dirección de Protección Civil a partir de este hecho, tendrá que hacer una revisión de cualquier negocio, sobre todo los que manejen gas y pidió a la población que reporte todo comercio que no esté registrado, porque, si bien, dan muchas facilidades para negocios de bajo impacto, no es así con los de alto impacto.
Jorge Márquez, comentó que el martes pasado, un grupo de repartidores de gas se acercaron a la presidencia, en un acto de mucha responsabilidad, por que no querían ser afectados con algunas restricciones en su actividad.
“Es un tema que tiene muchas aristas, pero hay una normatividad que rige a los distribuidores de gas y hay que poner orden, hay que cumplir con las normas que ya están y obligar que las cumplan. Cargar un cilindro de gas por una pipa no se puede hacer y ahí se tendrá que ser restrictivos porque se trata de cuidar la vida de las mismas personas que hacen eso”, comentó el alcalde.
La misma recomendación será para los centros de carburación, pues aunque reconoció que es un fenómeno que se da, en parte porque los consumidores dicen que los cilindros no vienen bien llenos, y se van con las pipas o centros de carburación porque ahí dicen que sí les dan la carga justa.
Finalmente, Márquez Alvarado dijo que tendrá una mesa de trabajo con los gaseros el 23 de junio, donde además asistirán autoridades involucradas en este tema, tanto municipales, estatales y federales, pues este caso del pasado viernes nos puso en alerta y pudo ser fatal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: