La Comisión Nacional del Agua (Conagua), ubica a Tulancingo en el monitor de sequía como un municipio “anormalmente seco”, lo cual fue respaldado por el titular de la dirección de Desarrollo Rural, Fernando Flores Muñoz, quien advirtió que, sin ser “alarmista”, el estiaje tiende a agravarse.
El funcionario, dijo que realizó un recorrido por presas, jagüeyes, abrevaderos de uso agropecuario y algunos están totalmente secos, mientras que otros están con cinco u ocho por ciento de capacidad.
Informó que los cultivos adelantados de maíz, en áreas de riego se han visto minimizados por la escasez de agua en el sistema de riego, ya que dan prioridad a las praderas mixtas y alfalfas para el forraje.
Además, recordó que hace unos días se presentó una helada tardía, en especial una helada negra que arrasó con todos los cultivos de maíz que se traían adelantados, en las comunidades Acocul la Palma, Cebolletas, Huapalcalco y Santa María, por lo que tendrán que volver a sembrar.
En Tulancingo, refirió el director de Desarrollo Rural, la siembra de temporal se establece del 15 de marzo al 15 de junio, según la lluvia que se presente y a estas fechas, casi siempre se tiene un registro del 85 o 90 por ciento sembrado en parcelas de temporal, principalmente con maíz.
Actualmente, dijo, apenas se alcanza el tres por ciento con las parcelas de La Lagunilla, que es la parte más húmeda de la región. “Lo demás está sin sembrar y en muchos de los casos están sin la preparación de suelo, porque no hay humedad y está totalmente duro”.
No obstante, indicó que tienen la esperanza de que llueva entre el 15 y 20 de junio y de ser así, existe la posibilidad de sembrar y obtener buena cosecha de maíz y cebada, siempre y cuando los temporales favorezcan con buenas lluvias y las heladas tempranas, no afecten.
Fernando Flores Muñoz, dijo que la sequía se ha presentado en años intercalados, pues hay años muy buenos donde en abril ya se presentan lluvias muy buenas para sembrar, pero en general este periodo de sequía, es repetitivo cada 15 o 20 años.
Agregó que las precipitaciones medias anuales han disminuido no en los últimos cinco años, sino que estima que ha sido desde los últimos nueve o 10, que han bajado entre 8 y 12 por ciento.
Ante este panorama de sequía, comentó que la instrucción del alcalde, Jorge Márquez y del secretario del Campo, Oscar Gabriel García Vargas, es que se reporte todo lo relacionado a la sequía para ver qué se puede lograr para apoyar a los agricultores, tal como se logró el año pasado al otorgar apoyos por el exceso de lluvia e inundaciones.
Fernando Flores Muñoz, opinó que la agricultura protegida es una solución viable, no en todos los cultivos, pero permite a los productores del campo salir un poco del esquema tradicional y algunos que tengan praderas y pueden hacer invernaderos, ahí podrán compensar las deficiencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: