Familiares de Liliana Olguín Ramírez, quien fue atropellada hace un mes por un sujeto ebrio, en los momentos en que acudía a su trabajo, denunciaron una serie de irregularidades lo que ha permitido que el responsable se encuentre libre y el crimen, impune.
De acuerdo con la madre de la víctima Marisela García y su hermano, Rubén Olguín Ramírez, los hechos ocurrieron el pasado 9 de mayo en que Maricela de 40 años de edad, acudía a su trabajo en el municipio de Tizayuca, en los momentos en que un sujeto en estado de ebriedad identificado con las iniciales C.C.C., la arrolló y la dejó sin prestar auxilio.
Señalaron que Liliana permaneció tendida en el asfalto desde las cinco de la mañana hasta poco después de las 10 de la mañana, en que fue levantada por los servicios médicos forenses. Además de qué ninguna autoridad les avisó sobre el accidente.
De acuerdo con el hermano de la víctima, conocieron de la tragedia, luego de qué el hijo de Liliana comenzó a buscarla y no le contestó el teléfono. De igual manera sus compañeros de trabajo también le hicieron varias llamadas telefónicas, extrañados porque no había acudido a laborar.
Fue posterior de las dos de la tarde, en que los familiares comenzaron la búsqueda y conocieron que había se había registrado un accidente en el lugar cercano donde la mujer acostumbraba a tomar el autobús para acudir a su trabajo.
Rubén explicó que acudió al ISSSTE donde le dijeron que fuera a la Procuraduría de justicia, ya que las características coincidían con una víctima de accidente. Ya en la dependencia le comentaron que debía ir al Semefo, puesto que había una mujer atropellada.
Dijo que pasó directamente a reconocer el cuerpo y se percató de que tenía una lesión en el lado derecho de la cara, mientras que supuestamente le habían impactado de lado izquierdo. Además de que al momento en que le entregaron sus pertenencias, se pudo dar cuenta que tenía varias llamadas perdidas, por lo que al reclamar dijeron que ellos no estaban autorizados a contestar las llamadas.
Indicó que si bien se negaron a contestar, los oficiales y personal de la Procuraduría de Justicia que acudió atender el accidente sacaron las pertenencias de Liliana, ya que su monedero había sido vaciado, lo mismo que le habían quitado un billete que siempre guardaba de reserva en la funda de su teléfono. Ahí negaron que alguien hubiera tomado sus pertenencias.
Asimismo señalaron que el sujeto que la arrolló, registraba 83 de alcoholemia, además de que se negó a practicarse la prueba toxicológica, pese a que esta es obligatoria. Sin embargo, a su hermana ya fallecida si se la practicaron.
Lamentaron que a menos de 24 horas de qué ocurriera el accidente, el sujeto responsable fue dejado en libertad y al momento, la muerte de Liliana se encuentra impune, por lo que exigieron el apoyo del gobernador y de lo contrario dijeron acudirán con el presidente Andrés Manuel López Obrador.
Dieron a conocer que Liliana dejó huérfano a un joven de 16 años de edad, quien se quedó solo, ya que años antes había perdido a su padre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: