Un llamado al Gobierno Federal para que, a través de la secretaria de Salud, se priorice la contratación de personal médico nacional en todo el sector para cubrir el déficit de doctores en el país y se reconsidere la contratación de los galenos cubanos, hizo la senadora del Partido Revolucionario Institucional, Nuvia Mayorga Delgado.
Recordó que el pasado 9 de mayo el Gobierno Federal anunció que más de 500 médicos cubanos vendrían a trabajar a México “porque no tenemos los médicos que necesitamos”.
Dijo que la respuesta de directores de 30 colegios, asociaciones y federaciones médicas no se hizo esperar al expresar su “profunda desaprobación” al anuncio del Ejecutivo Federal, protesta a la que se sumaron médicos desempleados ahora han lanzado una campaña en las redes sociales para resaltar que están listos y dispuestos a trabajar, pero no pueden encontrar trabajo.
Mayorga Delgado indicó que de acuerdo con una encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en el segundo trimestre de 2021 México contaba con 2,400 médicos activos por cada 100,000 habitantes, más que el promedio latinoamericano, pero menos que los 3,500 que tienen en promedio los países miembros de la Organización para la Cooperación Económica. y Desarrollo (OCDE).
Durante décadas, los servicios de salud han llegado a las comunidades más remotas solo por un número determinado de días, en caravanas de médicos que realizan viajes regulares y suelen dejar medicamentos para la población.
El gobierno ha dicho que la principal carencia es de especialistas donde, según cifras de la Secretaría de Salud, ahora hay 107 por cada 100.000 habitantes cuando la recomendación internacional es de 230, es decir, más del doble.
Sin embargo, la legisladora hidalguense consideró que los médicos cubanos, forman parte de la política exterior del gobierno del presidente Miguel Díaz-Canel y, por ello, su contratación tiene fuertes connotaciones de apoyo político a la isla. La principal crítica a este tipo de acuerdos es que el dinero desembolsado por México va al gobierno cubano y, por tanto, es el estado insular el que más se beneficia y no los médicos, que reciben un salario ínfimo.
Estas cuantiosas ganancias se deben a que el régimen se queda entre el 70 y el 90 por ciento del salario de los médicos que envía. Este régimen de semi esclavitud es parecido a la manera en que el dictador Kim Jong Un, que “renta” trabajadores norcoreanos a Rusia y se queda con la mayoría de sus salarios.
Dijo que se especula que las funciones políticas de los enviados médicos son la infiltración, la exportación del sistema económico y de gobierno de sus países de origen e incluso el adoctrinamiento de personas pobres y pacientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: