Durante este fin de semana y ayer (lunes), se observó intensa actividad comercial, sobre todo en la zona centro de Tulancingo, incluidos restaurantes, por la cercanía al “Día de las Madres”. Este panorama, es muy diferente a lo que acontecía hace uno y dos años debido a la pandemia.
Las calles Hidalgo, 21 de Marzo, Manuel Fernando Soto, Juárez y Primero de Mayo, el jardín La Floresta y el Centro Cultural Ricardo Garibay, lucieron abarrotados.
Rosario Cruz, representante de Comerciantes Establecidos de Tulancingo (CETU), comentó que es motivo de alegría, que después de dos años de contingencia sanitaria, la gente pueda salir y adquiera el regalo para mamá.
Sin embargo –expuso la entrevistada-, la economía se encuentra muy lastimada, ya que hay familias cuyos integrantes se quedaron sin trabajo, otros enfermaron y tuvieron que vender el carro, la casa, algún terreno y endrogarse, para adquirir medicamentos y no han podido reponerse.
“Hemos platicado los agremiados que la recuperación de la economía se estima en tres años, aunque el hecho de que ya no haya tantos contagios, es un gran aliciente, ya que por el momento no hay circulante y las ventas en diversos giros, son bajas.”
Dijo, también, que es importante que los clientes se solidaricen con el comercio local para que el dinero se “quede en casa” y de esa forma, apoyar a los locatarios para, a su vez, fomentar empleos.
Sin embargo, en el lapso de 2020 a este martes, muchas mamás se han adelantado y lo que sería un festejo en familia, ahora forma parte de un triste recuerdo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: