Luego de más de 760 días de pandemia y sus variantes, algunos de ellos muy adversos, con más de 50 casos positivos de un día para otro, de acuerdo con el reporte de la tabla epidemiológica, hasta ayer (jueves), no había contagios por Covid-19.
Poco a poco, quedan atrás las oleadas, aunque algunas personas todavía están en proceso de recuperación, ya que esta pandemia les dejó secuelas tanto en lo físico como en lo mental.
Históricamente; a partir de los primeros casos registrados en este municipio, mismos que datan del 22 de marzo de 2020, se tienen siete mil 128 contagios contabilizados hasta el miércoles 4 de mayo, es decir, 9.37 casos por día.
A de inicios de febrero de este año, la tendencia de personas positivas al virus SARS-CoV-2, en su variante Ómicron, fue a la baja en forma acelerada y pese a algunos altibajos, la tabla de contagios ahora se encuentra en ceros.
Tulancingo, actualmente, forma parte de los 69 municipios libres de contagios y desde ayer (jueves), ya no es de las demarcaciones que contribuyen al porcentaje de casos activos en la entidad.
Desde hace un mes no se registra deceso alguno y la cifra prácticamente ha quedado estática, con 599 defunciones.
En el recuerdo quedarán algunas frases del secretario de Salud de Hidalgo, Alejandro Efraín Benítez Herrera, las cuales generaron reacciones de reflexión entre la población para prevenir y contener los casos de Covid-19, cuando se encontraban en sus niveles más álgidos:
“Un estornudo en Sudáfrica, en semanas puede repercutir en la sierra Otomí-Tepehua, ya que esta nación tiene alta movilidad aérea con todos los países de Europa, así como con Canadá, Estados Unidos, México y otras naciones de Sudamérica”.
De igual manera, el funcionario estatal dijo: “Es tanta la demanda de las camas en el Hospital General de Tulancingo, que no hay tiempo de que se enfríen, tan luego se desocupa una, es ocupada, de inmediato, por otra persona enferma”.
Aplicó también el término “sindemia”, que es la concentración de dos enfermedades en una sola persona, específicamente la Influenza y la Covid-19.
Desde hace tres semanas, las camas con y sin ventilador, que hace un año se encontraban saturadas con pacientes Covid-19, ahora están deshabilitadas, es decir, no ha ingresado paciente alguno a estas áreas.
Sin embargo, de acuerdo con la información vertida en la más reciente reunión del Comité Jurisdiccional de Salud, integrado por autoridades municipales de Tulancingo, Santiago Tulantepec, Singuilucan y Cuautepec de Hinojosa, el virus SARS, es una enfermedad que llegó para quedarse.
Sin embargo, ya será tratada como un padecimiento endémico, es decir sus efectos ya no serán letales, con excepción de las personas que no cuentan con su cuadro básico de vacunas anti-Covid y sufren de alguna morbilidad.
Ante ello, es necesario mantener las precauciones debidas para evitar riesgos de contagios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: