Nuevamente se introduce en Hidalgo la intensión de llenar de lodo, los tiempos electorales. Hay que recordar que el principal promotor de estos mecanismos, es quien va perdiendo en la contienda. En una lógica muy simple, el perdedor utiliza esta “estrategia” para que la opinión pública se confunda, polarice y termine por alejarse de las urnas.

Por tal motivo, los que gustan de estos métodos piensan que incendiando el escenario político, algo de ganancia tendrán. Una técnica bélica que llena de incertidumbre un universo complicado, como es el político.

Siguiendo estas líneas, lo que está ocurriendo en el estado de Hidalgo llama la atención porque enrarece el clima político a unas semanas de que se tomé una decisión fundamental para la entidad, al renovar al Poder Ejecutivo.

Hay testimonio de que figuras de talla internacional dedicadas exclusivamente a este tipo de campañas, han llegado a Hidalgo. Se sabe también quién los contrató y por desgracia, también se recuerda que son expertos en desestabilizar.

Me refiero al tristemente célebre J. J. Rendón, quien es conocido por ser el primer consultor en ser elegido para ingresar al Salón de la Fama de la Consultoría Política por la revista Campaigns & Elections. Ocupa el primer puesto en el top cinco de los consultores políticos más prominentes de Latinoamérica​ y según se dice en sus redes, de los 10 más importantes del mundo.

Ha asesorado campañas presidenciales y legislativas en países como Honduras, México, Colombia, Venezuela, República Dominicana y otros. En suma, ha participado en 34 campañas presidenciales de las que dice haber perdido sólo cinco.

Lo anterior suena prometedor, pero lo que no se dice en sus cuentas, es que utiliza las peores artimañas para poder ganar. Lo que hace es generar bombas de tiempo, que permiten cambiar la percepción de las personas y campañas de odio que contaminan el ambiente político.

Hay testimonios de que el referido asesor, ha sido invitado a participar con la candidata de la coalición PRI, PAN y PRD en el estado de Hidalgo, lo cual demuestra el nivel de desesperación de Viggiano, ante las encuestas electorales que la sitúan muy por debajo del primer lugar. 

Por tanto, hay que tener altura de miras, no dejarse llevar por estas campañas negativas que lo único que logran es confrontar. Estamos viviendo tiempos de definición en el estado y lo mejor que podemos hacer, es realizar un ejercicio consiente a la hora de emitir un voto.

Lo anterior, tiene que transitar en un clima tranquilo donde no influyan perspectivas sofisticadas que pretenden confundir, llenar de zozobra o miedo a los ciudadanos que desean ejercer su ciudadanía.      

Hay que salir a votar el próximo 5 de junio y hacerlo sin escuchar el “canto de las sirenas” que parecen muy confundidas por la nueva circunstancia que vive Hidalgo, otrora bastión electoral del PRI.

Nuevos vientos corren en la entidad y la mayoría de edad de los electores demuestra que las estrategias para crear mundos paralelos ya no son eficientes.

2010_enrique

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: