No obstante que recién superó la covid-19, la diputada Norma Angélica Aceves García, del PRI, no faltó a la sesión en la que el bloque opositor impidió que prosperará la iniciativa de reforma eléctrica del Ejecutivo Federal.
Aun con las secuelas que le dejó la enfermedad, la priista hidalguense estuvo presente en el recinto de San Lázaro. Llegó con todo y su tanque de oxígeno, desde el sábado, junto con sus compañeros de bancada, donde pernoctaron.
Convencida de que no se podía apoyar esta iniciativa, la legisladora justificó su voto en contra, porque no se va a apoyar algo que atenta contra la vida de este sector de la población, señaló en referencia a la población que padece algún tipo de discapacidad, como en su caso y que la obliga a utilizar una silla de rueda.
Afirmó que durante todo el tiempo estuvo monitoreada por sus médicos por lo que no hubo ningún incidente.
“Yo, hoy por hoy me siento bien, segura, sé actuar de manera responsable y si yo supiera que esto me arriesga no hubiera venido, hubiéramos llamado a mi suplente con oportunidad, pero no, estuve presente”, puntualizó Aceves García.
Dijo que no le sorprende que Morena haya pretendido sacar la iniciativa del Ejecutivo en plena Semana Santa.
“Ya no nos sorprenden las decisiones que toma Morena, así nos traen desde que inicio la legislatura en muchos temas, ya no nos deberían de sorprender”, comentó la diputada federal.
“Ya sabemos que así son”, dijo y advirtió que ya se encuentra lista para cargar nuevamente pilas para desarrollar su trabajo parlamentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: