·     Factura a la oposición por su ausencia en la consulta

·     Se repetirá el apoyo oficial en campañas de Morena

·     ¿Faltó promoción? Más de 14 mil millones de spots

En bloque decidieron no participar.

Tenían sus razones, en especial el recelo de una farsa legalizada y organizada para enaltecer la popularidad del convocante.

Pero no supieron transmitirlo.

Fueron incapaces de concienciar a sus seguidores, no se diga a la población en general, sobre el propósito único de la consulta.

Ni siquiera supieron presentar la incongruencia de gastar miles de millones de pesos, oficialmente casi dos mil, totalmente innecesarios.

Para su desgracia, no es algo excepcional.

Desde su derrota en 2018, ninguno de los tres participantes en el frente Va por México ha sabido crear una narrativa creíble, un mensaje penetrante.

En esa realidad han vivido los partidos personalizados por el priísta Alejandro Moreno, el panista Marko Cortés y el perredista Jesús Zambrano.

Se salva a medias el emecista Dante Delgado, quien se allegó Nuevo León con Samuel García -tan lópezobradorista como el más- y a punto estuvo de conquistar Campeche.

CAMPAÑA

OFICIAL

ABIERTA

La ausencia en la consulta tendrá consecuencias.

La primera, y no la más importante, la veremos a partir de esta semana con un gobierno y todos los gobiernos oficialistas volcados en campañas abiertas donde habrá elecciones en junio.

Ya vieron la falta de consecuencias por haberlo hecho con la consulta, cuyo resultado cacarean pero no reconocen la gran tarea del INE de Lorenzo Córdova, objetivo principal de Palacio Nacional.

Con su ausencia PRI, PAN, PRD y MC -aunque Dante Delgado haya anulado su boleta- no fueron capaces de mostrar alguna capacidad de movilización.

Si en 2022 superaron en votos a los de Morena, tal vez la cosecha del domingo 10 hubiese servido para mostrar presencia y contener al gobierno unipersonal.

Ese porcentaje obligaría a la entelequia autodenominada 4t a considerarlos adversarios en los seis estados con votaciones en puerta, Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas.

Dejaron el campo franco y no deberían extrañarse si los arrasan el 5 de junio, salvo Aguascalientes donde el PAN es marca y Tere Jiménez buena candidata.

Hoy esa oposición ausente sólo tiene un foro: el rechazo a la (contra)reforma eléctrica aunque las bancadas oficiales asuman 9 de sus 12 propuestas.

En esas condiciones van gobierno y disidencia hacia el 2023 en Coahuila y Estado de México, y hacia la contienda presidencial del 2024.

SPOTS EN TODO

RADIO Y TV

1.- Ante tantas acusaciones al INE, a Lorenzo Córdova y a Ciro Murayama, pasó desapercibida una cifra:

Se ordenaron mil 95 spots para promocionar la consulta en tres mil 501 emisoras de radio y televisión en todo el país.

A falta de recursos, aunque el presidente exija anuncios en periódicos sin dar presupuesto, se aprovechó muy bien el tiempo oficial.

Y 2.- a propósito, la población estuvo pendiente del desarrollo de la votación.

Según Nielsen IBOPE, más de nueve millones de aparatos estuvieron sintonizados a través de N+, el nuevo referente noticioso de Televisa.

En la transmisión multiplataforma, dice el registro, la mayor audiencia se tuvo en la mesa conducida por Genaro Lozano y Fernanda Caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: