Una coladera abierta fue la causa de que una mujer, de 28 años de edad, sufriera una caída y presentara probable fractura de fémur.
Los hechos ocurrieron este fin de semana, en la calle Corregidora casi esquina con Juárez, en la zona centro del municipio Tulancingo.
De acuerdo con los primeros reportes, la víctima no se percató de esta avería ni tuvo tiempo de reaccionar, por lo que el percance fue inevitable.
Algunos peatones y vecinos del sector, trataron de auxiliarla, pero al ver que las lesiones eran de consideración, solicitaron el apoyo de los servicios de urgencias. En minutos arribaron paramédicos de Cruz Roja, quienes la estabilizaron, ya que, además, presentaba crisis nerviosa.
La mujer fue trasladada al nosocomio de la benemérita institución y aunque su estado de salud, se reportó como estable, sus lesiones le causaron dolores en diferentes partes del cuerpo.
En otros sectores de la ciudad, las coladeras abiertas representan un riesgo constante tanto para viandantes como para ciclistas y motociclistas.
Personas entrevistadas por Ruta, advirtieron que aunque algunas alcantarillas han sido reparadas, en la calle Durango alrededor de cinco que no cuentan con tapaderas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: