Así como en la Ciudad de México ya no es obligatorio el uso del cubrebocas, en Tulancingo también existe esta posibilidad, informó Elsa Mejía Gómez, regidora presidenta de la Comisión de Salud.
Sin embargo, expuso que la cercanía a la nueva normalidad implica conservar las precauciones, ya que el coronavirus se quedará entre la población como una enfermedad endémica, que podrá ser tratada como una gripe.
“La desaceleración de los casos positivos, brinda esta posibilidad, pero hay que esperar a que las autoridades emitan esta indicación”.
“En Tulancingo hay un decreto que entró en vigor el 25 de agosto de 2020 y fue publicado para sus efectos en el Periódico Oficial del Estado de Hidalgo (POEH), en el que se estableció tal disposición, pero ahora dadas las condiciones y que afortunadamente hay una desaceleración muy rápida de los casos positivos, no hay que descartar esta posibilidad que debe ser también anunciada por las autoridades correspondientes”.
La munícipe, agregó que muchas personas mantendrán el uso del cubrebocas, lo cual también es benéfico y se volverá un hábito, que será de mucha utilidad principalmente cuando la gente se encuentre en lugares concurridos.
“El uso del cubrebocas contribuyó, en gran medida, a evitar un mayor número de contagios, lo cual hubiera generado más muertes, saturación de hospitales, pánico, una situación más agravante de la economía y mayor tiempo de espera para esta desaceleración de casos activos”.
Elsa Mejía, de igual manera, hizo énfasis en que durante la próxima Semana Santa, es importante el uso de esta protección y tener los cuidados como en un inicio, sobre todo la sana distancia, el lavado de manos y la aplicación de gel antibacterial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: