La Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de Hidalgo (COPRISEH), estableció ante los representantes de los gobiernos municipales de Tulancingo, Cuautepec de Hinojosa, Santiago Tulantepec y Singuilucan, los cuáles integran la Jurisdicción Sanitaria 2, las medidas para la venta y consumo de pescados y mariscos, durante la presente temporada de cuaresma.
Solicitaron a las presidencias municipales y a los líderes de tianguis, no otorgar más permisos de uso de suelo para nuevos expendedores, tanto de estos productos como de aguas frescas, así como de nieves y paletas
Puntualizaron que pese a ser una fuente de trabajo, representan riesgo de enfermedades gastrointestinales, ya que en su mayoría no cumplen con las medidas sanitarias mínimas.
De igual manera, se pidió a los que se dedican a estas actividades no colocarse en lugares insalubres, por ejemplo: cerca de las alcantarillas, terrenos baldíos, drenajes o paso de aguas residuales, ni donde hay fauna nociva.
Los utensilios o recipientes, que ocupan deben ser de PVC o acero inoxidable, para sus depósitos de agua y de materiales resistentes, de fácil lavado y desinfección, no mesas de madera.
Agregaron que no todos los expendedores cuentan con su uniforme reglamentario para la venta de alimentos, por lo que las autoridades sanitarias vigilarán que lo porten adecuadamente, además de que tengan las uñas cortas, sin esmalte, ni joyería y de igual manera, utilizar guantes o bolsa desechable.
Para el caso de los expendedores de pescados y mariscos, deben contar con vitrinas cerradas y una cama de hielo, ya que son productos perecederos.
De acuerdo con información del titular de Mercados, Vicente Briones, son cinco los expendedores de mariscos y pescados, autorizados en diferentes tianguis y 18 personas que venden aguas frescas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: