ACEITE DE OLIVA: ORO LÍQUIDO

Aceite de oliva virgen extra virgen. – es el que se extrae mediante procedimientos mecánicos y temperatura ambiente, no habiendo daños térmicos ni tratamientos químicos. El aceite de oliva virgen, es, por tanto, el zumo oleoso de la aceituna, siendo el único aceite que puede consumirse tal y como se obtiene del fruto, conservando las características organolépticas y los componentes esenciales que él contiene.

Los lípidos son los nutrientes que poseen una mayor cantidad de energía por unidad de peso, por lo que los aceites y las grasas serán alimentos altos en kilocalorías.

Las grasas y aceites aportan ácidos grasos esenciales (linoleico y linolénico), vitaminas liposolubles (A, D, E y K) y confieren al alimento en el que se encuentran una textura más apetecible, además de aportar y generar aromas.

Por otra parte, existe la creencia de que todos los aceites son igualmente beneficiosos por el hecho de ser vegetales; en realidad su repercusión sobre la salud dependerá de su composición, la cual varía según muchos factores.

El aceite de oliva tiene una temperatura de ebullición más alta que la de los aceites de semillas y es más apto para freír, ya que tarda más tiempo en degradarse. De modo más sencillo, se puede decir que provoca un aumento del colesterol tipo HDL (llamado comúnmente colesterol bueno) y un descenso del colesterol LDL (colesterol malo), responsable este último de la acumulación de depósitos del colesterol en los vasos sanguíneos, con la consecuente aparición de enfermedades coronarias.

EXISTEN DIVERSAS RAZONES CIENTÍFICAS PARA RECOMENDAR EL ACEITE DE OLIVA COMO GRASA CULINARIA:
No contiene colesterol y tiene un bajo contenido en ácidos grasos saturados. La grasa monoinsaturada que contiene permite que sea más resistente al calor que los ácidos grasos poliinsaturados de los aceites de semillas, que se degradan con mayor facilidad por contener más dobles enlaces. Así, el aceite de oliva se puede reutilizar en frituras sin sufrir muchas alteraciones, pero nunca indefinidamente. Los ácidos grasos monoinsaturados reducen las concentraciones de lipoproteínas LDL, manteniendo las HDL. También es cierto que una dieta rica en ácidos grasos monoinsaturados, induce a una reducción de los triglicéridos en ayunas. Las LDL ricas en ácidos monoinsaturados se oxidan menos que las que contienen ácidos grasos poliinsaturados. Esto es muy importante en la prevención de enfermedades como la aterosclerosis. El aceite de oliva, sobre todo si es virgen, contiene cantidades apreciables de sustancias antioxidantes (vitamina A, vitamina E y polifenoles) que tienen un efecto protector frente a la oxidación de las LDL. Finalmente, se ha visto que el ácido oleico tiene propiedades antitrombóticas, y además que el control metabólico de la diabetes mejora si se sustituye la tradicional dieta diabética baja en hidratos de carbono por una dieta rica en grasa monoinsaturada.

El aceite de oliva virgen extra es el aceite más saludable, mejor que el de aguacate, pepita de uva o el de soya. Pero no porque sea de oliva se puede abusar de su consumo. ¡¡¡Baje de peso e inicie un nuevo estilo de vida!!!

CONSULTA DE NUTRICIÓN EN LÍNEA

PREVIA CITA

Facebook Vero Callejas        Twitter @NutVeroCC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: