EL RÁBANO Y SUS BENEFICIOS

Desde la antigüedad, el rábano se usa como un alimento medicinal, ya que sirve como digestivo y como medio para tratar y mejorar el funcionamiento del hígado y vesícula, es por ello por lo que hoy en Salud y Más, les compartiré algunos de sus múltiples beneficios en su consumo.

Existen varios tipos de rábano y resulta curioso por ejemplo, saber que el que mayores propiedades curativas suele tener, es el rábano negro. Ahora bien, dentro de los beneficios en general se encuentra que su composición es rica en fibra ya que dispone de casi 20 aminoácidos.

Es rico en vitaminas del grupo B, y vitamina C, aunado a ello, contiene yodo, magnesio y azufre, y como ya lo mencioné antes, los rábanos son un excelente aliado para cuidar tu hígado y vesícula.

Sus propiedades medicinales se deben a sus componentes azufrados, estos elementos lo que hacen, es elevar la producción de bilis, además, el consumo regular de rábanos nos permite desintoxicar la vesícula biliar y facilitar su trabajo durante las digestiones.

Son además muy diuréticos y cuidan que no se almacenen materiales en los riñones, evitando así la formación de cálculos renales, y tratando de una forma muy efectiva también el estreñimiento.

El rábano además, contiene propiedades antisépticas muy adecuadas para tratar casos de bronquitis, asma o tos irritativa, pero eso n o es todo, sus componentes son además muy adecuados para limpiar nuestros intestinos y el colon, de ahí que se incluyan entre esos alimentos recomendados para prevenir distintos tipos de cánceres como el de colon, estómago o pulmón.

La preparación que les propongo para cuidar el hígado y vesícula es muy sencilla, ya que únicamente se necesitan dos rábanos, un vaso de agua y el jugo de una naranja.

Se lavan los rábanos y se cortan en trozos, enseguida se licuan junto con los demás componentes y se toma veinte minutos antes de la comida principal. Si bien es cierto que el sabor será algo fuerte y picante, la verdad es que sienta muy bien y nos ayudará a una mejor la digestión, además de absorber los nutrientes de forma óptima.

Se puede tomar este licuado hasta tres veces por semana, sin embargo, les exhorto a incluir el rábano fresco en sus ensaladas también, es por Salud y Más… hasta la próxim@. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: