La farsa se repite

No se sabe si alguno de los cuatro aspirantes a una candidatura independiente: Pablo Apodaca Cincel, Salvador Villagrán Torres, Arturo Barraza Santillán y Francisco Berganza Escorza conseguirán el aval de 65 mil firmas en al menos 43 municipios diferentes.
Un ejercicio de aritmética simple, apunta que la tarea no es sencilla: deben recabar de manera ininterrumpida 1, 300 firmas válidas diariamente hasta el 10 de febrero, fecha en que vence el plazo legal, tomando en consideración que deberán además financiar la recolección de apoyo ciudadano con recursos propios o privados de origen lícito, puesto que no recibirán financiamiento público. El tope de gastos asciende a unos 2 millones de pesos.
Lo que si se sabe es que una parte importante de la ciudadanía, rechaza o es indiferente a la figura de las candidaturas independientes. Su avance en la entidad, ha sido prácticamente nulo en las últimas elecciones.
Y es que lo que otrora fue una solución mágica a la “perversión de la partidocracia”, para abrir paso a candidaturas “más capaces, honestas e inteligentes”, se convirtió en una “moda” a la que se sumaron personajes ambiciosos sin límite que han buscado poder y dinero por la vía rápida y que en muchos casos resultaron un fracaso. Por ejemplo, la gestión de Jaime Rodríguez “El Bronco”, primer gobernador independiente del país.
Al mismo tiempo, la figura de las candidaturas sin partido ha sido manipulada por el propio sistema de partidos, para colocar a impostores cuyo único objetivo es diluir el voto, así como favorecer y/o atacar a aquellos contendientes que sí tienen posibilidades de competir y ganar una elección. Por ejemplo, el ex panista Juan Bueno Torio, en alianza con el duartismo en la elección de la gubernatura de Veracruz en 2016.
Una narrativa que parece que se repite una vez más con Francisco Berganza, luego de que la Comisión de Elecciones de Morena lo excluyó de la encuesta para elegir candidato a gobernador de Hidalgo de este partido.
Si logrará colarse una vez más en la boleta, será un cuestionamiento más a las candidaturas independientes. Al tiempo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: