El dinero de los hidalguenses

El día de mañana en el Congreso Local, se aprobará el presupuesto de egresos del estado de Hidalgo para el año 2022. Con ello, las dependencias del gobierno tendrán lo suficiente para ejercer sus funciones el próximo año. No obstante –y a juzgar por las cantidades– parece que la autoridad no es la regla en la presente administración.

Para hacer más pedagógico lo antes referido, será útil poner algunos gráficos. Por ejemplo, destacar las principales instituciones donde se destina el recurso de todos los hidalguenses.

En la gráfica anterior se puede observar que la mayoría de los recursos se van a las instituciones que hacen posible la función de gobierno. Es decir, el Poder Legislativo y Judicial. Por su parte, el Ejecutivo se desagrega por dependencias, de las cuales sobresale por su carga presupuestaria, la Secretaría de Gobierno que para estos efectos es la más engrosada con más del doble de lo que se destina para el Poder Judicial. Eso a ojos de cualquiera, parece una incongruencia.

Pero ahí no para el exceso, cuando se va a fondo en los datos se encuentra que la Secretaría de Gobierno a través de la Coordinación General de Comunicación Gubernamental, pretende gastar 314 millones.

Es decir, casi la mitad de su presupuesto anual. Las preguntas obligadas son ¿Qué hace esa coordinación general que sale tan caro? ¿Esos recursos no se pueden reducir? ¿A dónde llegan? ¿Quién fiscaliza esa comunicación gubernamental? ¿Vale la pena gastar mitad de presupuesto para estos fines?

Mención aparte merecen los municipios quienes tienen que hacer muchas cosas (alumbramiento público, pavimentación seguridad pública, recolección de basura, mantenimiento de parques, jardines, panteones, áreas verdes, entre otras) con muy pocos recursos.

Por ejemplo, para todo un año, Pachuca puede disponer de 606 millones mientras que Juárez Hidalgo, es el municipio con menor presupuesto, solo 33 millones. Vale la pena hacer una reflexión aritmética muy sencilla. Un municipio en Hidalgo recibe 10 veces menos presupuesto que el Poder Judicial y casi 15 veces menos dinero que la Secretaría de Gobierno.

Siguiendo con las incongruencias, existen Organismos Descentralizados no Sectorizados que nos cuestan 4 mil millones de pesos. Entre ellos, el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de Hidalgo que nos cuesta mil quinientos millones y la muy cara Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo con dos mil quinientos millones.

2010_enrique

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: