CUENTA TULANCINGO CON IMPORTANTE BIBLIOGRAFIA

   Cronistas, viajeros e investigadores dejaron importantes testimonios de su estancia de lo que fue este maravilloso Valle de Tulancingo.

   Después de la conquista de México las fuentes originales de la historia escrita se basan en:

   a) códices o libros, pinturas de origen prehispánico elaborados con igual    método en los años inmediatos a la conquista. 

    b) Textos en lengua náhuatl escritos ya en alfabeto latino sobre todo en el siglo XVI.

    C) Testimonios en idioma castellano de cronistas, de frailes misioneros, conquistadores, indígenas y mestizos del siglo XVI y principios de siglo XVII.

     Entre los escritores indígenas y mestizos  que hacen referencias a Tulancingo podemos nombrar a: Fernando de Alva Ixtlilxóchitl, Juan Bautista Pomar, Francisco S Antón Chimalpahin, Cuauhtlehuan – itzin.

     La historia de los toltecas y del sabio Quetzalcóatl en su paso por Tulancingo rumbo a Tula fue registrada por Fray Bernardino de Sahagún con base en los testimonios de sus informantes indígenas, en el libro Historia  General de las Cosas de la Nueva España”.

    Francisco Javier Clavijero escribió el libro Historia Antigua de México, este menciona “un lugar llamado Tollantzinco”. 

   Otras fuentes importantes de información existen en documentos antiguos, muy consultados por los estudiosos son los de Padrones entre 1791 y 1792 AGN.

     Ya en los siglos XIX, se publican importantes obras: Descripción geográfica y estadística del distrito de Tulancingo por Francisco Ortega en 1825.

     Favoritos de varios lectores: La vida en México de Madame Calderón de la Barca; México, Pintoresco, Artístico y Monumental  de Manuel Rivera Cambas; Maximiliano Intimo, El Emperador Maximiliano y su Corte por José Luis Blasio.

   Ya en el siglo XX  el interés histórico por Tulancingo queda registrado en los libros Bosquejo Geográfico- Histórico de la Diócesis de Tulancingo, del Pbro. Canuto Anaya.

    Lectura obligada es la que nos ofrece Tulancingo Esbozo Histórico por José L. Cossío y Soto y Geografía Histórica de la Nueva España de Peter Gerhard; Catálogo de Monumentos Religiosos  autor Justino Fernández; Catálogo del   del  Patrimonio Cultural del Estado de Hidalgo  Región II  Instituto Hidalguense de Cultura; Inventario de Bienes Inmuebles de las poblaciones de Cuautepec y Tulancingo, Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.

      A fines del siglo pasado autores como Fidelio Alonso Jiménez, Roberto Valdespino. Escribieron la historia de Tulancingo así como el investigador Enrique Rivas Paniagua, el escritor Rafael  Ramírez Heredia, quienesse interesaron en la historia de nuestro valle incluyéndola en sus obras.

    No podría faltar  un clásico en la historia de Tulancingo ciudad y valle  que don Roberto Ocádiz menciona como “mi terruño”; Tulancingo y sus Alrededores.  El maestro Enrique Ribas Paniagua resume así esta obra:

 “No tan fácilmente descubriría alguien tus maravillas, sin la lectura del libro Tulancingo y sus Alrededores, escrito por un buen señor con orgullo justificado don Roberto Ocàdiz.

    A él hay que remitirse como obligada consultas y reconocerle su pasión demostrada en tantos lustros para divulgar la existencia de los Ermitaños.”   

  Por todo esto este pequeño libro se lee y se vuelve a leer por su sencillez y frescura. Muchos intelectuales quisieran lograrlo en sus obras.

    Hasta el próximo viernes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: