Se reúnen en Tula el presidente de México y el gobernador de Hidalgo, acuerdan apoyos para afectados

El presidente de México Andrés Manuel López Obrador y el gobernador del Estado de Hidalgo Omar Fayad Meneses acompañados de sus respectivos gabinetes, sostuvieron un encuentro en la Universidad tecnológica de Tula-Tepeji, donde abordaron el plan de apoyo a los afectados por las inundaciones derivadas de las lluvias los días 6 y 7 de septiembre.

Abordaron el tema de las aguas negras, lo que ambos mandatarios señalaron como un problema añejo, nada fácil de resolver ya que no es un tema de presupuesto, ya que esas aguas son requeridas por los campesinos, a lo que López Obrador pidió a sus colaboradores analizar qué tipo de obras pueden realizarse para evitar futuras inundaciones en esta zona.

Por su parte Fayad Meneses, expresó, que se tienen identificadas 74 afectaciones en materia de carreteras, por lo que se requiere una inversión de 509 millones de pesos.

En tanto la titular de la Secretaría de Finanzas, Jesica Blancas, manifestó que desde el 2019 disminuyeron los fondos del ramo 23 y que ahora no se cuenta con dinero para este tipo de apoyos.

Agregó que al 30 de agosto pasado, Hidalgo recibió mil millones de pesos menos de reducción en las mismas participaciones.

La respuesta no se hizo esperar por parte del presidente de la República, quién dijo que hay que improvisar y ver lo que es urgente y así determinar cuánto puede aportar el estado y aceptó que la federación aporte recursos para la recuperación de caminos.

De esta manera se establecieron los compromisos por parte del Gobierno de México que son, construir un nuevo hospital del IMSS que sustituya al siniestrado, mismo que será inaugurado el 21 de marzo de 2023; así también elaborar un plan hidráulico para qué puede evitar que se repita la inundación; además de la entrega de apoyos y enseres, así como atender lo más pronto posible el tema de las vivienda.

Ante los planteamientos del gobernador de Hidalgo para apoyar en la reconstrucción de la región Tula de manera integral, López Obrador fue tajante al declarar que no quiere hacer compromisos que no pueda cumplir y citó que en materia de caminos, si se apegan a la legalidad, es un rubro que no le corresponde al gobierno federal.

Fayad enfatizó que los comerciantes junto con los artesanos, productores agrícolas y acuícolas, apoyos para recuperar sus actividades económicas, a lo que Andrés Manuel López Obrador estuvo de acuerdo, pero pidió que para esta tarea se suman los tres niveles de gobierno.

Así también el ejecutivo federal propuso una reunión en tres meses, con la finalidad de evaluar el avance de los compromisos contraídos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: