Santa Lucía iniciará operaciones el 1 de enero

·      Desde ahí se controlará todo el espacio aéreo

·     Claudia y el gran espectáculo político en la F-1

Año nuevo, aeropuerto nuevo.

Y a lo grande, dicen altos funcionarios.

Para efectos prácticos, el uso civil del aeropuerto de Santa Lucía -militar siempre lo ha sido- comenzará el 1 de enero de 2022 a las ocho de la mañana.

A partir de ese día todas las operaciones comerciales y civiles del país serán manejadas desde ahí por el Seneam.

Desde una torre de control estilizada, moderna y colorida.

Al frente de los preparativos está el general Ricardo Vallejo.

Las adaptaciones y acuerdos técnicos se hacen con el director de Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam), Víctor Manuel Hernández Sandoval, y el coordinador operacional del Sistema Aeroportuario Metropolitano (SAM, Oscar Tapia.

El ánimo de todos en las reuniones, dominadas por militares, contrasta con el pesimismo de críticos del régimen y la información difundida en medios.

TEXCOCO vs

SANTA LUCÍA

La obra será acompañada de una gran campaña.

El general Ricardo Vallejo, militar de discurso vertebrado e ideas claras, usó el título Texcoco vs Santa Lucía para el documento base de dicha promoción.

Algunos de sus datos:

El costo de Texcoco iba a rebasar el medio billón:

“…llegaría a rebasar los 500 mil millones y gastos excesivos de mantenimiento previstos a pagar con la TUA y con contratos a modo”.

¿Y Santa Lucía?

“74 mil millones, más 113 mil millones de la cancelación de Texcoco, con costos de operación y mantenimiento muy bajos”.

Otro dato:

Texcoco se construiría con “bonos, iniciativa privada, endeudamiento del Estado (y) ganancias para privados”.

Santa Lucía se levanta con “presupuesto federal, sin endeudarse y con beneficios inmediatos para el erario público”.

El tema es largo y aquí no tratamos de justificar el discurso gubernamental, sino simplemente adelantar datos y hechos de próxima difusión.

EXPOSICIÓN

DE CLAUDIA

1.- Tras criticarlo, retirar apoyos y amenazar con cancelarlo, el Gran Premio de México es hoy escaparate del gobierno.

Cuando se aceleraban los preparativos de la carrera, indicamos cómo se preveía impulsar la exposición de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, como sucede ahora en todo el país.

 Eso sigue en pie.

Pero habrá un gran espectáculo.

El cielo se nublará sobre la Magdalena Mixhuca con aviones cual si fueran moscos en campo primaveral y las estrellas serán los F-5 con una aparición en vuelos fugaces por algo así como 10 ó 12 minutos.

Pero el gran corolario de la fiesta de la Fórmula 1 serían Sergio Checo Pérez Claudia Sheinbaum, él si gana y ella si aparece cerca del pódium.

2.- Al conflicto de la Universidad de Las Américas Puebla (Udlap), dijimos la semana pasada, le queda larga cuerda.

Un juez penal ordenó restituir las instalaciones al autodenominado “único patronato de la Fundación Mary Street Jenkins”.

Los favorecidos con este laudo lo ven como descontón al grupo del ex rector y ex canciller Luis Ernesto Derbez.

Y 3.- algo ven el gobierno y Mario Delgado, pues esperan engullirse pronto el municipio de Coacalco, donde la mitad de las casillas fueron anuladas.

Por el oficialismo contendió Darwin Eslava, declarado perdedor en primera instancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: