El éxito de un gobieno se mide por la disminución en la pobreza

La diputada Sayonara Vargas Rodríguez, del Grupo Parlamentario del PRI, propuso la creación del Programa para el Crecimiento Inclusivo, a través del cual se entreguen los apoyos económicos a la población, con el fin de evitar que sean utilizados con fines electoreros.
Cuestionó la política social que viene aplicando el gobierno federal, luego de que desapareció el Programa de Prospera, el cual que venía operando bien y era incluyente, porque se atendía a la población que más lo requería.
“Hoy se trata de buscar una solución colectiva, de formular mecanismos imparciales; que fuera de partidos políticos y campañas electorales, se piense en cada uno de los mexicanos, pero sobre todo en las zonas indígenas que es donde mejor y mayor impacto tuvo el programa Prospera”, indicó la legisladora hidalguense.
“La historia debería de ser lineal, mirar al frente para llegar al horizonte, avanzar y no retroceder, sólo voltear al pasado para identificar nuestros errores y no volver a cometerlos. Pero desde hace tres años, el gobierno que se autodenomina ególatramente el de la “Cuarta Transformación”, decidió hacer totalmente lo contrario”, indicó.
“Quitaron el condicionamiento de las transferencias monetarias: es decir, antes los beneficiarios de becas escolares tenían que asistir obligatoriamente a 85 por ciento de clases, mientras que los de apoyo alimentario, debían acudir a pláticas de salud integral.
Vargas Rodríguez indico que estas condicionantes tenían el propósito de modificar las conductas de riesgo e incrementar el capital humano de todos los integrantes del hogar.
Dijo que las transferencias directas sólo alivian las carencias en un corto plazo, pero no garantizan que los beneficiarios gasten el dinero en acciones que les permitan reducir su pobreza a largo plazo.
Comentó que el éxito o fracaso de un gobierno se mide con el impacto que ha tenido en la disminución de la marginación y la pobreza.
¿Y qué creen? Mientras que hace tres años había 51.9 millones de personas en pobreza, el año pasado sumaron 55.7 millones, y espérense a ver las cifras de este año. ¿De verdad creen que entregando dinero a la gente los vamos a sacar de la pobreza? Dar dinero, no es dar oportunidades, menos aun cuando la canasta básica alimentaria no deja de subir mes con mes”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: