Reconoce presidente de Tulancingo conflicto en zona limítrofe de Singuilucan

En la zona de La Lagunilla, en los límites entre Tulancingo y Singuilucan, se construye un almacén en un espacio que pertenece al primer municipio; sin embargo, los encargados de este negocio pagaron sus derechos en la segunda demarcación.
Así lo informó el edil de Tulancingo, Jorge Márquez Alvarado, al señalar que no es el único caso, ya que existe un restaurante que presenta la misma situación.
“Lo que procede, es dialogar para llegar a soluciones, pero aquí está muy claro, no hay mucho que discutir, estos negocios están en el municipio Tulancingo”.
Márquez Alvarado, agregó que de este conflicto se informó al presidente municipal de Singuilucan, Miguel Taboada Vargas, a través del secretario general de Tulancingo, José Antonio Lira Hernández.
“Entendemos que hay disposición, al igual que con la presidencia de Santiago Tulantepec”, comentó el edil, luego de mencionar que también dirimirán las controversias en las zonas limítrofes de municipios aledaños, como: Acatlán y Cuautepec de Hinojosa.
De acuerdo con archivos, por resolución presidencial de fecha 9 de junio de 1933, publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el 24 de junio de 1933 y ejecutada el 21 de noviembre de ese mismo año, se concedió, por concepto de dotación de tierras, para construir el ejido La Lagunilla, municipio Tulancingo, para beneficiar a 85 capacitados en materia agraria.
Posteriormente en 1943, se concedió por concepto de primera ampliación a dicho ejido y en lo sucesivo estas resoluciones fueron beneficiando a más personas.
En 1981, se expropió al ejido La Lagunilla, una superficie de nueve hectáreas a favor de la Secretaría de Asentamientos Humanos para destinarse a la construcción del camino México-Tuxpan, tramo San Martín de las Pirámides-Tulancingo.
Así también por oficio 102.301.-A 3234 de fecha 31 de marzo de 1998, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, solicitó a la Secretaría de la Reforma Agraria le expropiación de 2-68-60 hectáreas de terrenos del ejido de La Lagunilla, para destinarlos a la construcción de la carretera México-Tuxpan, tramo Pirámides-Tulancingo, conforme a lo establecido en los artículos 93, fracción siete y 94 de la Ley Agraria y se compromete a pagar la indemnización correspondientes en los términos de ley.
Iniciando el procedimiento relativo a los trabajos técnicos e informativos, se comprobó que existe una superficie real de 0-74-54 hectáreas de temporal, de las que 0-00-65.53 hectáreas, son de uso común y 0-73-88.47 son de uso individual, que se localizan en el municipio de Singuilucan, propiedad de los ejidatarios, Adolfo Vera Curiel, Amado Maurilio Vargas Vera, José Guadalupe Vargas Olvera, José Carmen Aguilar Duarte y Magdaleno Aguilar Vera.
De ahí que los municipios tanto de Singuilucan como de Tulancingo, se encuentran previamente delimitados con resoluciones y publicadas en el Diario Oficial de la Federación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: