MIEL ANTIVIRAL

Todos los días nuestro organismo está expuesto a una gran cantidad de factores y situaciones que pueden provocar infecciones por virus, bacterias u hongos. Nuestro cuerpo posee un sistema inmunológico, que es el encargado de enfrentarse a todos estos microorganismos que nos pueden causar problemas de salud, sin embargo, el estilo de vida sedentario, la mala alimentación, los cambios bruscos de clima, o la falta de actividad física, entre otros factores, pueden provocar un debilitamiento en este sistema.

Hoy en Salud y Más les comparto como preparar una miel antiviral que nos puede ayudar mucho a evitar resfriados comunes y donde la clave para ello es la combinación de sus poderosos ingredientes y que aporta al sistema inmunológico los nutrientes necesarios para mantenerse fuerte y dispuesto a luchar contra este tipo de infecciones.

Se necesitan productos comunes y sencillos como el limón, jengibre y miel de abejas, todos ampliamente conocidos por su alto contenido en vitamina C, además de ser antioxidantes y que en conjunta propiedades antibióticas y antivirales ayudando a prevenir enfermedades de nivel respiratorio.

Ahora bien, la forma de preparar esta maravillosa bebida es muy práctica solo se necesitan dos limones completos, un trozo de raíz de jengibre y ocho cucharadas de miel de abejas.

Se lavan perfectamente los limones en una solución que contenga agua y vinagre, esto con la finalidad de desinfectar y eliminar posibles rastros de pesticidas, además de que el limón se utilizará con su cáscara, puesto que en ésta se albergan gran parte de sus nutrientes, incluyendo una buena dosis de vitamina C.

Se lava muy bien la raíz de jengibre y se corta en trozos pequeños, llevándola a la licuadora junto con el limón partido en gajos. Finalmente agrega la cantidad recomendada de miel y se procesan perfectamente todos los ingredientes hasta que queden completamente integrados.

Cuando la mezcla esté lista se vacía en un frasco de vidrio con tapa y la cual se recomienda mantener siempre en refrigeración cada que sea utilizada. En caso de notar una leve cristalización, una buena opción es calentarlo a baño María.

La forma de consumir este remedio natural es muy sencilla, por ejemplo en mayores de 13 años se recomienda una cucharada al día, las dosis para niños solo deben ser de una cucharadita por día, yo te lo recomiendo, es por Salud y Más… hasta la próxim@. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: