Manantial de Cangrejos, riqueza natural que persiste en beneficio de la Región

Generaciones completas de habitantes de Santiago Tulantepec y de la región, conocen y han disfrutado de las aguas del Manantial de Cangrejos, que a pesar del crecimiento urbano y la presencia de turistas, se mantiene con un buen afluente que ha permitido dotar de agua a varias colonias de la cabecera municipal.
El biólogo Juan Irving Rodríguez, director de Ecología y Medio Ambiente de Santiago Tulantepec, reconoció que el manantial es el principal punto turístico del municipio, de ahí que hasta cariñosamente le llaman “Las Playas de Ventoquipa”.
“Es un manantial que ha estado activo de manera constante, se nutre de las zonas boscosas en la parte alta de Cuautepec, ahí está su punto de recarga, llueve en esa parte y el agua se va filtrando hasta desembocar en Ventoquipa. Su origen se remonta hacía muchos años atrás, quizá millones de años, y es posible que sea un sistema compartido con la presa de Tecocomulco”, comentó.
El nombre de Manantial de Cangrejos, informó el biólogo, es debido a que es hábitat de esa especie, que pese a la presencia del hombre, aún se observan en algunas partes del río, aunque ya no en la misma cantidad, estos cangrejos, dijo, alcanzan un tamaño máximo de aproximadamente de 10 centímetros.
“Esta especie de cangrejo, de acuerdo a las listas oficiales de las autoridades ambientales no tiene la etiqueta de peligro de extinción a nivel mundial, pero considero que de manera local, si tienen un peligro de desaparecer del manantial, porque no se encuentran en otros lugares más que en este manantial, y se localizan dónde podemos encontrar todavía un rio saludable, porque ese tipo de cangrejo, son muy susceptibles a la contaminación, son una especie de bio-indicadores, porque donde están ellos, quiere decir que ahí el río es sano, cuando ya no se encuentren es que hay una contaminación evidente”, explicó.
Puntualizó que en la zona de Ventoquipa hay cuatro descargas constantes. Sin embargo, estas lluvias abundantes en la cuenca han provocado una descarga más, que dibuja una pequeña pero vistosa cascada. Sin embargo, el afluente del manantial siempre está presente en los cuatro puntos de descarga, incluso en época de estiaje, aunque en menor nivel.
“El motivo de que siempre esté fluyendo agua a pesar de las épocas de sequía, es quizá, a que este manantial está inmerso en la cuenca del Golfo de México, que comprende un sistema hidrológico complejo de muchos afluentes y es posible que haya un brazo de alguna grande laguna que siempre está alimentando al manantial de Ventoquipa”.
Agregó que dentro de la zona del manantial, hay diversas especies de flora y fauna, como diferentes tipos de hongos, cangrejos, charales, carpas, y recordó que antes había en mayor cantidad un pez que se le conocía como pez espada. Los fresnos, sauces, encinos y los míticos ahuehuetes con aproximadamente 800 años de edad estimada, complementan el todo que da vida al manantial de Ventoquipa.
El director de ecología, dijo que hasta el momento no se han tenido reportes de contaminación por hidrocarburo, pese a que está cerca de los poliductos de Pemex. “Una contaminación de ese tipo es muy evidente y afortunadamente no se ha presentado”.
EL funcionario adelantó que están trabajando en un proyecto de una pequeña área natural, pero subrayó que es un trabajo que deberá tomar en cuenta a todos aquellos que tienen estrecha relación con el manantial, es decir, a la Fabrica e Santiago Textil, a la Organización de Comerciantes del Manantial, a la asociación de cangrejos, con la intención de velar por un bien común, buscando un equilibrio para todos, la sociedad, la flora, la fauna y el recurso hídrico, para que se siga disfrutando de Ventoquipa.
Desde hace ya algunos años, la Comisión de Agua, Alcantarillado y Saneamiento de Santiago Tulantepec (CAASST), extrae cierta cantidad de agua para distribuirla en algunas colonias del municipio, proceso que explicó Víctor Hernández.
Al agua que extraemos se le aplica una porción de cloro con la finalidad de mejorar la calidad, ya que su proceso de filtración natural no es la correcta, ya que son aguas superficiales, son aguas que en esta temporada de lluvia tienden a contaminarse a través de lodos que va arrastrando, entonces, con el proceso de cloración prácticamente estamos matando todas las bacterias que pudiera tener el agua y dejarla apta para el uso humano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: