AGUA LIMPIA Y CRISTALINA

      Hoy la preocupación mundial de gobernantes y gobernados se centra en la economía y los mercados, en  las energías fósiles y renovables, sin embargo se están olvidando de  un recurso primordial para la vida humana; el Agua. Un elemento vital para la vida del planeta. Se otorgan premios a los científicos por sus estudios sobre temas ambientales, pero ninguno se relaciona directamente con la contaminación del hídrico, hasta la fecha no se han anunciado, grandes proyectos para el saneamiento de las aguas de ríos y lagunas a nivel mundial.

    Como siempre la población tiene  mucha responsabilidad, ya que con acciones irreflexivas, tiran gran cantidad de desechos tóxicos y basura a ríos, a los drenes y a cualquier cuerpo de agua.  

    En un recorrido por el Rio Tulancingo se puede confirmar la grave contaminación que afecta a las fuentes y corrientes de agua con todo tipo de basura, detergentes, animales muertos, muebles, ropa etc. y no se diga de sustancias peligrosas que acaban con la biodiversidad de todos los cuerpos de agua, a lo largo  este rio  su trayecto despide olores  fétidos que afecta de manera muy desagradable a la población.

   ¡Ay! que triste panorama… las nuevas generaciones no conocen lo que es un rio limpio, o un manantial, en  las caídas de agua  se observan aguas turbias, no las cascadas limpias y blancas de otro tiempo.

  Si nos encontramos con el pasado el paisaje en Tulancingo fue muy diferente y así lo refiere este autor:

“No cabe duda de que es Tulancingo una de las más antiguas poblaciones existentes en la Repùblica; primeramente estuvo en las laderas y después en la llanura en donde había una pequeña laguna y un tular, cubierta con lamas y rodeada de siembras… el temperamento es agradable y fresco, las tierras muy fértiles; producen mucho maíz y trigo…Los terrenos del hermoso Valle de Tulancingo, regados por dos ríos producen casi todas las semillas, especialmente las de tierra fria …

    De los dos ríos que riegan el valle uno apenas merece especial atención y el otro nombrado de Tulancingo se forma de los dos de San Lorenzo  y Hueyapan, el uno nace tres leguas al sur de la ciudad y el otro a menor distancia por el sureste  unidos a media legua de la población, siguen corriendo un espacio de cuatro a cinco leguas, hasta incorporarse  con el de San Marcos, de la jurisdicción de Acaxochitlán, e incorporados ambos al de los Camarones, al de Acatlán y el de Huasca, forman el caudaloso rio llamado de la barranca de Metztitlán. . Algunas tierras son regadas con el agua que brota de los veneros de Hueyapan y Zupitlán nacidos en las lagunas del mismo nombre. En el mismo Tulancingo se encuentra un venero de agua potable, del que se surten las fuentes para abastecer al vecindario…”  Manuel Rivera Cambas, MEXICO PINTORESCO, ARTISTICO Y MONUMENTAL.1883    Todas podemos contribuir para revertir este desastre ambiental y recuperar un poco la claridad del agua que en los últimos dos siglos la humanidad se ha encargado de enturbiarla, hay muchas formas para proteger este vital líquido.        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: