Falleció el Padre Primo, quien fuera párroco de los Angelitos durante más de 30 años

La noticia fue confirmada por la Arquidiócesis de Tulancingo; la tarde de este viernes, el presbítero, Primitivo Castillo Sosa quien desde el 2 de agosto de 1982 hasta agosto de 2018 se desempeñó como vicario de la iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles; falleció.

Nació en Aquixtla, Puebla el 10 de junio de 1935. A los 10 años, llegó a Tulancingo traído por su padre, donde cursó quinto y sexto grados en la escuela primaria Apostólica del Seminario Mayor.

Posteriormente estudió Humanidades en Metepec, donde los jóvenes también se preparaban para el sacerdocio.

Para continuar esta carrera, emigró a los Estados Unidos de Norteamérica y en el seminario de Montezuma estudió teología y filosofía.

Su ordenación como sacerdote fue el 22 de enero de 1962. Fungió como párroco en las iglesias de Huehuetla y San Lorenzo Achiotepec.

También estuvo en las parroquias de Apan y San Francisco de Pachuca para posteriormente quedarse definitivamente en Los Angelitos de Tulancingo, donde concluyó con una carrera religiosa de casi 56 años.

Descanse en Paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: