DESASTRE EN TULA

      Como no se había vivido en casi 80 años las fuertes lluvias y el desbordamiento del Río Tula, inundaron a su paso  la región de Tula, Tlahuelilpan, Ixmiquilpan, y comunidades aledañas. La ciudad de Tula sufrió los mayores perjuicios  la noche del 6 de septiembre y mañana del 7, quedando bajo las aguas, alcanzando hasta dos metros en algunas partes del centro histórico.

     Desgraciadamente fallecieron 17 personas  enfermos de Covid 19 en el hospital de zona del IMSS. Como siempre las voces de la  discordia buscaron  culpables de tal desastre señalando al director a nivel Federal Zoé Robledo, al gobierno estatal y federal como los causantes de la desgracia, aun cuando todos tenemos responsabilidad en las catástrofes. Como se ha descrito desde hace 30 años los científicos en la materia, han alertado a la humanidad sobre  el cambio climático lo que  provocaría por consiguiente que ; las sequias, el calor, el frio, los huracanes, las tormentas serian cada vez, màs violentas y causarían  graves afectaciones a nivel mundial

   Hoy como hace màs de 500 años el ser humano es necio y arrogante  desafiando a la naturaleza sin importar las consecuencias que tendrá para la vida humana en el futuro.

  Después de la conquista en 1521 los españoles decidieron asentarse en el lugar que ocupaba la gran Tenochtitlan que era el centro màs importante del imperio mexica. Sin tomar  en cuenta la ciencia y el conocimiento urbano dé nuestros pueblos, rellenaron parte del lago con las ruinas de los maravillosas edificaciones aztecas y sobre este suelo, trazaron lo que hoy es la gran Ciudad de México, con el tiempo y  a través de los años, la ciudad sufrió grandes inundaciones la màs grave sucedió en 1629, y durante 5 años afecto a miles de sus pobladores aledaños al centro de la ciudad. Posteriormente se realizó una magna obra por parte de los españoles que fué el canal del Desagüe, con el objeto de evitar las inundaciones  en la Ciudad de México, después de varios años se construyeron otros canales que descargan el agua al valle del Mezquital en el Estado de Hidalgo, por medio del rio Tula.

  Las fuertes lluvias del lunes y martes en la ciudad de México y el Estado de México y junto con el caudal del rio Tula   fueron los causantes las graves inundaciones. Otro ejemplo son los daños que se han causado a la Laguna de Tecocomulco:

    “La laguna de Tecocomulco es considerada como el último  humedal natural del Valle de México es un ecosistema habitado por màs de 70 especies de aves. Recibe las aguas de todas las montañas que rodean el altiplano hidalguense.”  

   El pasado día 7 los habitantes que viven en los municipios de Cuautepec, Tepeapulco y Tecocomulco reportaron la pérdida de sus cosechas debido a  la inundación por las aguas de la Laguna de Tecocomulco sin acordarse de su intención por muchos años de secar la laguna para ocupar los terrenos para la agricultura, y sin aceptar que el agua reconoce su espacio

       Ejemplos como estos son el resultado de las acciones humanas que han causado grandes daños a la población a la vida y al planeta. Hasta el próximo viernes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: