Admiten demanda por estación de gasolina

El Juzgado Primero de Distrito de Hidalgo, admitió la demanda de amparo promovida por la estación gasolinera Servicio Henríquez SA de CV –la cual resultó inundaba por las lluvias del pasado martes en Pachuca–, contra la omisión de autoridades estatales y municipales de contestar escritos de petición, en los que requieren un dren que evite los anegamientos.
De acuerdo con el expediente 1096/2021, José Manuel Vázquez Pérez, representante de la empresa, señaló como autoridad responsable al gobernador, al secretario de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial, al presidente municipal de Pachuca, al secretario de Obras, Desarrollo Urbano y Ecología municipal, así como al director de la Comisión de Agua y Alcantarillado de Sistemas Intermunicipales (Caasim).
El propietario afirmó que con las obras de la Súper Vía Colosio, el establecimiento acrecentó su desnivel respecto a la carretera, lo que agravó el problema de los anegamientos que sufre el lugar, el cual opera hace dos décadas y se ubica afuera de la colonia Bosques del Peñar, en el libramiento Pachuca-Tulancingo.
Según los actos publicados en los estrados del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), el juez negó la suspensión de plano y de oficio del acto reclamado.
Sin embargo, declaró procedente que las autoridades responsables, “actuando separadamente o de ser procedente de manera coordinada”, evalúen y diagnostiquen la causa o motivo por el que el quejoso se ve afectado por las aguas pluviales que ocasionan las inundaciones en el inmueble.
Además, según los resultados obtenidos del análisis, deberán proceder a dictar y ejecutar, al menos de manera provisional, las obras necesarias para evitar que el agua proveniente del boulevard Luis Donaldo Colosio y de la Colonia Bosques del Peñar, ocasionen anegamientos en el expendio de combustibles.
La audiencia incidental del caso, se llevarán a cabo el 8 de septiembre y la constitucional, el 13 de octubre próximo, según el CJF.
El propietario, quien señaló que el líquido alcanzó un metro de altura y afectó los despachadores y equipo electrónico, apuntó que el cierre afectará sus ventas “por cuarto o cinco días, en lo que limpian y evalúan los daños”, y estimó que, si el combustible de los tanques resultó permeado por el agua, perderán de 2 a 3 millones de pesos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: