Advierten de riesgos por pirámides y préstamos rápidos

Por lo menos tres personas reportaron que perdieron dinero al “entrarle” a una pirámide, en la que supuestamente iban a ganar 16 mil pesos.
Una de las agraviadas, Leticia Villarreal dijo que fue invitada por una mujer de nombre, Verónica “N” y le pidió que reuniera a ocho personas, quienes tenían que aportar la cantidad de dos mil pesos, cada una y de ahí, la organizadora dispondría de 500 pesos por cada uno de los invitados, por lo que supuso que sería un buen negocio.
Sin embargo, la afectada informó que a quienes invitó no han recibido su dinero y le exigen que se los devuelva, pero al buscar a la organizadora ya no le contesta el teléfono y nunca la encuentra en su casa.
La pirámide financiera, se forma por grupos que se mantienen del dinero de los “ahorradores”, hasta que llega un momento en que estos se vuelven insostenibles.
Al romperse la cadena, quienes aportaron dinero ya no pueden recuperarlo. Y así, lo que pudo ser un buen ahorro, se convierte en dinero perdido.
Alfredo Cruz León, presidente del Colegio de Abogados, dijo que las personas afectadas si pueden proceder jurídicamente por el delito de fraude contra quienes organizan estos negocios.
Explicó que la demanda debe contener un señalamiento directo y que se presenten en las audiencias testigos que hayan estado cuando los participantes de la pirámide se reunieron, es decir, que les consten los hechos, como medios probatorios de tiempo lugar y forma.
“Lo idóneo es que sea a través de la instancia de Justicia Alternativa, que opera en forma similar al Juzgado Conciliador, con la diferencia que la primera es del orden judicial. En caso de que la parte señalada no se presente cuando es requerida mediante un citatorio, el asunto se canaliza en forma directa al Ministerio Público”, puntualizó.
PRÉSTAMOS RÁPIDOS
Aunque no hay casos denunciados ante las autoridades correspondientes, la directora de Prevención del Delito, Claudia Espinoza, advirtió que existe un grupo de extranjeros, específicamente colombianos que ofrecen dinero a comerciantes, con facilidades de pago.
Sin embargo, los intereses se tienen que pagar diariamente y en caso de no hacerlo, comienzan las amenazas.
Por ello, dijo que están en pláticas con los comerciantes para pedirles que no se “enganchen” con estas personas, ya que si piden cierta cantidad, terminan pagando el doble.
La funcionaria agregó que, de igual manera, los casos pueden ser reportados a la Policía Municipal, para que las partes que son objeto de amedrentamiento puedan ser asesoradas a través del área jurídica de la Secretaría de Seguridad Ciudadana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: