Coinciden autoridades estatales y federales en importancia de limpieza de presa La Esperanza

Autoridades de los tres niveles de gobierno, ejidatarios y usuarios del Módulo Uno Aguas Blancas del Distrito de Riego Tulancingo, ayer (lunes) verificaron el avance que registran los trabajos de erradicación del lirio acumulado en la presa La Esperanza, y coincidieron en que son importantes para el medio ambiente y los habitantes de la región.
Carlos Muñiz Rodríguez, titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario de Hidalgo (SEDAGROH); Said Javier Estrella García, titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Hidalgo (SEMARNTAH); Heber Eleazar Saucedo Rojas, director local de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) en Hidalgo, además de los alcaldes de Tulancingo y Cuautepec, Jorge Márquez Alvarado y Manuel Fermín Rivera Peralta, respectivamente, recorrieron parte de la presa a bordo de las máquinas trituradoras de lirio, que desde hace una semana trabajan.
Tanto Muñiz Rodríguez y Estrella García, calificaron como un hecho histórico estas acciones, pues nunca se habían hecho y tras casi dos años de gestión por parte de los ejidatarios y usuarios de la presa, a través de Ricardo Hernández Pérez, las dos secretarías unieron esfuerzos y ahora avanza la trituración del lirio.
Sin embargo, es evidente el problema de las aguas residuales que tiene la presa por las descargas que provienen de la parte de Cuautepec y en este aspecto, el titular de la Semarnath dijo que sí entran en la parte regulatoria de la propia secretaría, pero el operador municipal debe trabajar en ello en coordinación con la dependencia estatal.
Heber Eleazar Saucedo Rojas, representante de la CONAGUA, dijo que las descargas de aguas residuales, es un tema muy frecuente, y por atribuciones constitucionales están destinadas a los municipios, pero a veces, dijo, existen los problemas de operación y deben de organizarse en sus presupuestos, para destinar recursos necesarios para operar plantas tratadoras de aguas.
“Una planta que fue construida y no está siendo operada de manera adecuada no cumple con la inversión inicial, que en la mayoría de las veces son inversiones fuertes y después se requiere destinar un costo de operación, y se debe hacer un esfuerzo para que los municipios destinen una parte de su presupuesto, entiendo que a veces no hay pero hay que hacer mucho con poco”, comentó.
Aseguró que ya ha tenido acercamiento con el municipio Cuautepec para trabajar en el tema, incluso buscan una estrategia para resolver este problema y abatir las descargas de aguas residuales al cuerpo de La Esperanza.
En el caso del desazolve, el funcionario federal dijo que hay que verificar el uso del agua, el embalse, ya que este era seguramente para una superficie de riego que ha reducido debido al crecimiento urbano, entonces, explicó, se debe de hacer un buen balance entre los ingresos y salidas que tiene el vaso y ver si reamente la cantidad de agua, aún azolvada la presa alcanza o no para suministrar el riego de las parcelas que puedan ser susceptibles del mismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: