Reconocen desabasto de medicamentos en el ISSSTE

Derechohabientes del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), han tenido faltantes en sus recetas médicas de consultas generales, problema que prevalecía desde antes de la pandemia por Covid-19, pero cobró fuerza durante la misma.
El subdelegado médico del ISSSTE en Hidalgo, Arsenio Torres Delgado, atribuyó el desabasto a que cambiaron de empresa distribuidora y con ello, cambiaron varias presentaciones de medicamentos, mismos que deben ser reajustados.
“Cuando comenzó el problema de los contagios, las autoridades médicas determinaron que familiares de los pacientes adultos mayores fueran a surtir las recetas. En Tulancingo, hay escasez de medicamentos de alta especialidad y como no hay valoración, estos no los pueden surtir en la clínica ubicada en esta ciudad, hasta que la persona sea diagnosticada por el especialista”.
Posteriormente, el especialista da una hoja de contrarreferencia con indicaciones al médico familiar, que incluye los medicamentos que le tienen que dar al paciente cada mes y ya autorizados, estos llegan a la farmacia y se les pueden surtir.
“Fue durante el mes de febrero cuando hubo escasez de medicamentos para padecimientos crónicos y lo que se hizo fue intercambiar medicamentos entre hospitales, de acuerdo a donde hubieran faltantes o sobrantes, también se recurrió a las equivalencias, medicinas con diferentes nombres, si es que son de las mismas familias”.
Ante el incremento de casos derivados de la tercera oleada, Torres Delgado reconoció que comenzaron a agotarse los reactivos para pruebas de Covid-19.
“Recordemos que hubo un decreto en el que prácticamente todas las instituciones requieren que los trabajadores se realicen una prueba, en el Periódico Oficial de la Federación hay un apartado que dice, que estos exámenes serán de acuerdo con los protocolos de cada centro de labores, llámese IMSS, ISSSTE y diferentes secretarías”.
Dijo que con base a los parámetros de Covid-19, los cuales van de leve a moderado y severo, en Tulancingo los casos son moderados, lo cual repercute en que no haya escasez de herramientas ni material médico.
Destacó que ante la nueva reconversión hospitalaria, obviamente hay mayor requerimiento de camas para pacientes con esta enfermedad y además le autorizaron contratar más médicos y enfermeras, cinco para Tulancingo y 25 para Pachuca.
IMSS
De acuerdo con algunos pacientes del IMSS, el caso es parecido al del ISSSTE, ya que los medicamentos que más escasean, son los que corresponden al control de la diabetes y la hipertensión, como la Metformina y el Captopril.
En este rubro, el área de prensa dijo que no cuentan con autorización para proporcionar cifras relacionadas con la saturación de camas, ni escasez de insumos.
Sin embargo, de acuerdo con el Instituto de Respiración Aguda Grave (IRAG), hasta el miércoles 4 de agosto había total disponibilidad de camas en las áreas de hospitalización general, al igual que de camas con ventilador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: