La doble ruta para entronizar a Morena y la figura presidencial

·      La doble ruta para entronizar a Morena y la figura presidencial

·      Batería pesada para la capital y cruzada para seguir en Palacio

·      Se reduce a un tercio la letalidad por Covid en el Seguro social

La consulta del domingo quedó atrás.

A partir de ahora el discurso y las acciones oficiales se enfocarán a entronizar la figura presidencial y a su partido, Morena.

Se parte de una verdad:

López Obrador quedó sumamente inconforme con los resultados electorales de junio en la Ciudad de México, donde perdió nueve de 16 alcaldías.

¿Por qué su enorme molestia?

Porque se cree dueño político de la megalópolis y porque impacta su proyecto sucesorio del 2024.

No lo satisfizo siquiera la conquista de 11 estados por sí mismo y dos impulsados para derrotar a un priísta y a un panista.

Nuevo León se lo llevó el emecista Samuel García, quien desde la campaña se alineó con las políticas de Palacio Nacional.

Y San Luis Potosí fue para el verde Ricardo Gallardo, aliado del oficialismo desde principios de la Legislatura saliente, cuando le entregó los votos originalmente perredistas.

Con ellos y el apoyo soterrado se desplazó, respectivamente, al priísta Adrián de la Garza y al panista Octavio Pedroza.

ALUD DE

OPERADORES

De ese pasado vienen el presente y el futuro.

Ambos están en marcha para la capital: reforzar los programas sociales, incrementar la presencia presidencial y de la jefa de Gobierno en las zonas perdidas.

¿Quiénes son los encargados?

Martí Batres, el primero.

Carlos Torres, responsable de repartir la mayor bolsa del gobierno federal denominados programas sociales.

Con él va su gran amigo, Andrés Manuel López Beltrán.

María Luisa Alcalde, secretaria del Trabajo con su bolsa para jóvenes, becas y demás.

Manuel Bartlett, responsable de atender en primer lugar la Ciudad de México con la empresa Gas Bienestar.

A este trabajo social, político y electoral le seguirá la promoción nacional de la consulta para determinar por voto si López Obrador permanece en Palacio.

Obvio: la campaña del gobierno y de sus operadores será para votar a su favor, como en semanas pasadas se impulsó le juicio a ex presidentes con una pregunta absurda e ilegible.

De esa forma la próxima consulta medirá la fuerza presidencial y servirá de ensayo a las elecciones federales de 2024.

COVID: ALZAS

Y BAJAS

1.- El manejo de Covid tiene alzas y bajas.

Según estadísticas del IMSS de Zoé Robledo, lo más significativo es la reducción del índice de letalidad en sus instalaciones.

Al comienzo de la pandemia morían 7.5 por ciento de los pacientes internados con gravedad, pero al mes de julio se ubicaron en 2.8.

Dos factores han sido claves para esta tendencia: la instalación de módulos de atención respiratoria (denominados MARSS) y la vacunación.

En cuanto a contagios, hay descensos en Baja California, pero incrementos considerables en Nayarit, Sinaloa, Veracruz y Ciudad de México.

Y 2.- es interesante la reflexión de Bryan LeBarón sobre la baja asistencia a la consulta del domingo pasado.

La gente no compró los odios unipersonales y está más preocupado por los problemas del día a día: las crisis sanitaria, la económica y la de inseguridad.

Estos temas, subraya LeBarón, debieran ir a consulta para enjuiciar políticas en curso del gobierno y para encontrarles caminos de solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: