Jugar a confundir

En una estrategia que rebasa el sentido común se está corriendo el rumor de que Israel Félix, actual presidente municipal de Mineral de la Reforma, sería el próximo candidato al gobierno por parte del partido Morena.

Este disparate no busca otra cosa más que confundir a uno que otro distraído. No obstante, cualquiera se preguntaría el sentido de tal despropósito. La respuesta es más que clara. El sello político más rentable en la actualidad, es Morena y, por tanto, este personaje busca generar “ruido” alimentando la peregrina idea, de ser el candidato del partido guinda. Incluso deja entrever con ciertos “coqueteos”, que es cercano y cuanta con la gracia del presidente López Obrador.   

Esta invención terminará muy pronto. Porque una mentira de tal naturaleza, no se puede sostener por mucho tiempo. Y menos cuando en público y en privado, también pregona que será abanderado del partido verde o del partido naranja.

Esto deja entrever que Israel Félix tiene la certeza de que su propio partido (PRI), no piensa postularlo como candidato al gobierno del estado de Hidalgo. Es decir, en su propia casa lo desdeñan y minimizan sus aspiraciones.

También queda claro que el joven político, se asume como perdedor en la contienda interna del PRI, donde al parecer Carolina Viggiano tiene una considerable ventaja al ser la Secretaria General de tal instituto y mantener un alto perfil con la cúpula nacional.

De esta manera, se entiende la desesperación del hasta hace poco priísta que gobierna uno de los municipios más poblados del estado, pero lo hace con la mira puesta en una ambición personal. Por eso se jacta de llevar apoyos a otras regiones, en detrimento de la población que gobierna.

Porque desde hace meses fluyen los recursos de Mineral de la Reforma, para todo el estado siendo este lugar uno de los que más apoyos requiere en términos de servicios, seguridad e infraestructura. Dicho en pocas palabras, Israel Félix es candil de la calle y obscuridad de su casa.

No obstante, dando una lectura somera sobre la coyuntura política estatal, los planes del munícipe se van a frustrar. Porque será muy difícil que un priísta compita en las próximas elecciones, sin el cobijo de su propio partido, con un PRI dividido y en pleno proceso de decadencia.

Aunado a lo anterior, y según muestran las encuestas, el partido Morena será quien inicie la contienda con una sólida ventaja y por tal motivo, los aspirantes dentro de este instituto proliferan. Unos con más y otros con menos fortuna. Pero, los políticos se han dado cuenta que sea quien sea el candidato o candidata del partido guinda, tiene amplias posibilidades de ganar la contienda.

Y en el hipotético caso (fuera de toda realidad), de que Israel Félix decida tocar la puerta de los guindas, tendrá un arduo camino que recorrer y no solo eso, seguramente tendrá el rechazo casi unánime de aquellos que formaron este partido, como fuerza política contraria al PRI.

En suma, la denominada estrategia de cambiar de color, llevar chalecos verdes en sus eventos, no aparecer con la dirigencia del PRI, jugar a engañar y otras artimañas, no le servirán al joven ambicioso que lleva unos meses gobernando en Mineral de la Reforma.

En la política hay que saber jugar, pero de preferencia hay que tener una mejor estrategia que aquella de engañar para lograr un poco de simpatía simulada y ficticia.      

2010_enrique  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: