FIESTAS ESCOLARES DE FIN DE CURSO

        Llego el fin de cursos en las escuelas, la ceremonia de graduación y las esperadas vacaciones. Después del  desfile  que conmemora la Revolución Mexicana del 20 de noviembre, se programaban los exámenes finales, la exposición de las labores manuales hechos por los alumnos, y las clausuras de fin de curso.

     Las exposiciones representaban un gran evento dentro de las escuelas en Tulancingo en los años 50s, colchas y manteles bordados de punto de cruz, punto atrás, hermosas fundas, carpetas, manteles tejidos en crochet, se exhibían en el salones de la escuela, así como otras labores. En las escuelas donde asistían los varones se presentaban los juguetes de madera y motorcitos hechos de pilas y tablas con focos donde se enseñaban nociones de electricidad.

      La Escuela  Aquiles Serdán se llevaban las palmas por el número y la calidad de las bordados y tejidos que eran dignos de admiración. Se exponían también en  mesas:  pasteles decorados con azúcar glass y color vegetal. El Colegio Plancarte también se lucia en las exposiciones escolares con sus tejidos de gancho y agujas.

     Pero lo más esperado eran los programas y ceremonias en el que se presentaban  bailables y coros, para cerrar con broche de oro se escuchaban con lágrimas en los ojos “Las Golondrinas” durante el programa  pasaban los alumnos de cada grupo; al foro para recibir su respectivo diploma en cuya parte de atrás aparecían las calificaciones. 

    La Jota Aragonesa no podía faltar en la presentación musical así como el Bolero de Ravel que se adaptaba para cuadros de bailables egipcios y españoles, la maestra  de baile era la muy conocida Bolis Lefaure hija de don Rene Lefaure. Los foros para la presentaciones de las fiestas de fin de cursos, eran el Cine Rex que se ubicaba en la calle de Luis Ponce, el Cine Olimpia en La Floresta y el pequeño auditorio del Sindicato en la calle de Primero de Mayo. El Instituto Plancarte  fue famoso por sus ceremonias de fin de cursos que para nosotros resultan inolvidables.

    En las escuelas públicas se presentaban diferentes cuadros con bailables de danza folklórica Mexicana y en donde se  cerraba el programa con “El Jarabe Tapatío” que muchas generaciones de alumnas y alumnos aprendieron a bailar y que es un símbolo en la danza y música mexicana. 

    Para las nuevas generaciones de tulancinguenses no han tenido el conocimiento de esta danza les ofrecemos un esbozo del Jarabe porque no se deben olvidar estas bellas tradiciones:

   “Tiene el Jarabe una gran importancia de la música, la danza y las costumbres populares de México. Algunos Aspectos de su antiguo origen, evolución, cambios, influencia y gran difusión regionales a través de varios siglos de varios siglos que se reflejan en su música, danza y canto…

   Como corolario a nuestras palabras sobre los jarabes de Jalisco, reproducimos uno bellísimo auténticamente tapatío…” EL JARABE BAILE POPULAR MEXICANO 

     Y regresando a nuestro tema lo único que nos resta decir es que estos momentos aun viven en nuestro recuerdo.     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: