Impulsa Menchaca reformas penales para una defensa adecuada a imputados

El senador Julio Menchaca Salazar, impulsa una serie de reformas al Código Nacional de Procedimientos Penales, con el propósito de que los imputados cuenten con una defensa adecuada, que ellos mismos, de manera personal, puedan elegir de manera libre.
Pero en caso no estar en aptitud, podrán hacerlo a través de un familiar o persona de su confianza, incluso desde el primer día de su detención, con la finalidad de no dejarlo en estado de indefensión.
Con este motivo, Menchaca Salazar, presidente de la Comisión de Justicia en la Cámara Alta, propone que se reformen los 113, 118, 123 y 331 del citado Código.
“El imputado podrá designar de manera personal, y en caso de no estar en aptitud de hacerlo, podrá designar por medio de un familiar o persona de su confianza, el número de defensores que considere convenientes, los cuales en las audiencias, tomarán la palabra y deberán actuar en todo caso con respeto”, señala el legislador de Morena.
Indicó que lo mismo procederá cuando el imputado se encuentre en un estado de alteración o adquiera algún trastorno mental temporal, durante el proceso que le impida estar en aptitud de entender o comprender la naturaleza del hecho del que se le imputa.
Manifestó que el principio de inocencia cobra vida en el procedimiento de un proceso judicial fluido y contundente, que garantiza los principios de legalidad y certeza jurídica a los justiciables, con la aplicación de leyes en forma inmediata.
Precisó que el actual Proceso Penal cuenta con una base jurídica, que desmenuza las necesidades en etapas prontas para llevar a las partes a juicios, con duraciones de semanas o meses con una delimitación Constitucional temporal, que impulsa a que queden resueltos de manera pronta e imparcial.
Sin embargo, señaló que durante el proceso puede darse la figura de imputabilidad disminuida, es decir que la persona se encuentre en condiciones que disminuyen o extinguen sus condiciones volitivas o intelectivas. Esta condición jurídica puede darse de un estado de salud transitoria, lo que le impide directamente tomar defensa de sus derechos y entender el alcance de los hechos que se le atribuyen.
Por este motivo, propone que en caso de no estar en óptimas condiciones, podrá a través de un familiar o una persona de su confianza elegir a sus defensores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: