ALIMENTOS ORGÁNICOS

Los alimentos orgánicos son los que han sido sembrados, cultivados, cosechados y manejados utilizando métodos que favorecen la conservación del agua y de la tierra.

Los alimentos orgánicos de origen vegetal se producen utilizando métodos no agresivos hacia el medio ambiente como los abonos verdes, los repelentes naturales a partir de plantas, la composta, el control biológico y la rotación de cultivos entre otros. A diferencia de la agricultura convencional, la agricultura orgánica tiene prohibido el uso de aguas negras, pesticidas y fertilizantes hechos a base de ingredientes sintéticos, la ingeniería genética y la radiación ionizante. Esto quiere decir que los productos orgánicos de origen animal como el huevo, la leche y las carnes deben de provenir de animales que hayan sido alimentados únicamente con productos orgánicos, que hayan pastado al aire libre y que no hayan sido expuestos a hormonas o antibióticos.

COMO IDENTIFICARLOS

Los productos orgánicos deben de estar validados por organismos reconocidos internacionalmente y que son ajenos a los productores. En México existen más de 50 cultivos orgánicos distintos, estos son de origen agrícola, pecuario y la producción continúa diversificándose. En primer lugar, se encuentra el café, el maíz ocupa el segundo lugar y continúa el ajonjolí. A estos cultivos le siguen más como las hortalizas, agave, mango, naranja, frijol, manzana, papaya y el aguacate. En menor superficie cultivada (por hectáreas) se produce soya, plátano, cacao, vainilla, cacahuate, piña, jamaica, limón, coco, nuez, lichi, garbanzo, maracuyá y durazno. Otros productos que también se obtiene de manera orgánica son leche, yogurt, queso, miel dulces y hasta cosméticos.

PRINCIPALES PRODUCTORES

Los principales productores de alimentos orgánicos son Chiapas, Oaxaca, Chihuahua, Guerrero y Michoacán. Es muy importante mencionar que más del 50% de los productores son indígenas de los grupos: amusgos, cuicatecos, chatinos, chinantecos, chontales, mixtecos, mayas, nahuas, tepehuas, tlapanecos, tojolabales, totonacos, tzeltales, otomíes y zapotecos.

BUENOS PARA SU SALUD

El término ”orgánico” se refiere al proceso de producción, no al término final por lo que los alimentos cultivados orgánicamente no tienen diferencias  nutrimentales en relación con los alimentos producidas de manera convencional, así que son benéficos para la salud; de hecho, la única desventaja de los productos orgánicos es su costo.

El mercado orgánico se encuentra vinculado no sólo con la salud, el medio ambiente, el bienestar, sino también a la vida cotidiana de los grupos más pobres y marginados como los indígenas. Así, la demanda de productos orgánicos podría traer grandes beneficios a nuestro medio ambiente, sociedad y economía. ¡¡¡Baje de peso e inicie un nuevo estilo de vida!!!

PREVIA CITA

CONSULTA EN LÍNEA

Facebook Vero Callejas        Twitter @NutVerocc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: