En puerta los trabajos para erradicar el lirio de la presa La Esperanza

En los próximos días iniciarán los trabajos de eliminación del lirio en la presa La Esperanza por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Hidalgo (SEMARNATH), los cuales durarán entre seis y ocho semanas, ya que dependen de las condiciones climáticas.
Ricardo Hernández Pérez, presidente de la Asociación de Usuarios del Módulo Uno Aguas Blancas de la Presa La Esperanza, indicó que luego de algunas evaluaciones a cargo del personal de la SEMARNATH, se determinó que existen las condiciones para iniciar los trabajos.
“El apoyo es del gobierno estatal, a través de la SEMARNATH, ya terminaron de hacer la última evaluación y nos solicitaron dos compromisos; el primero, es el acondicionamiento de un acceso desde el camino que va a las minas hasta el espejo del agua, lo cual ya se hizo el pasado martes y el segundo compromiso, es garantizar la seguridad del equipo por las noches y también está dado, pues tenemos a la empresa de seguridad privada”.
Hernández Pérez, agregó que la dependencia estatal checó el acceso el miércoles y es probable que este mismo viernes transporten la primera picadora de lirio.
Informó que las condiciones de la presa que se requerían para estos trabajos fue que estuviera a su máximo nivel y eso ya se cumplió, pues con las recientes lluvias el vertedor comenzó a trabajar y la Comisión Nacional del Agua (Conagua), reportó que lo más que llegó a arrojar, es siete metros cúbicos por segundo.
Detalló que la presa tiene una capacidad, en números cerrados, de cuatro millones de metros cúbicos, pero debido al azolve solo le caben 600 mil metros cúbicos, es decir, tiene 3.4 millones de metros cúbicos de azolve.
“El problema del lirio, al estar cubrir las 47 hectáreas de la presa, es que produce una evaportranspiración, muy a groso modo, del volumen equivalente al que ocupamos para regar una hectárea, es decir, cada mes estamos dejando de regar 30 hectáreas por la presencia del lirio, por eso nuestro interés de erradicarlo y posteriormente hacer campañas preventivas para que no vuelva a cubrirse de lirio; planta que salga la debemos de erradicar inmediatamente”, explicó Ricardo Hernández Pérez.
Puntualizó que tras la eliminación del lirio, buscarán concretar el proyecto integral que contempla el saneamiento, reforestación en la parte alta del área de la cuenca de escurrimiento de la presa, la construcción de colectores pluviales para que ya no haya descargas y posterior desazolve.
“Se debe entender que necesitamos un vaso de almacenamiento porque a futuro, ya saneada la cuenca, se puede convertir en un plan Cutzamala para Tulancingo, Cuautepec, Santiago Tulantepec y zonas aledañas”, comentó Ricardo Hernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: