Desechan solicitud de amparo de Bayardo para indagar tortura

El Juzgado Primero de Distrito de Hidalgo, desechó la demandada de amparo promovida por Diana Marroquín Bayardo y su hermana Claudia Marlen, presas por su presunta participación en el homicidio del empresario José Francia Marroquín Sosa, quienes acusan la omisión del Ministerio Público (MP) de indagar supuestos actos de tortura en su contra.
De acusado con el expediente 762/2021, el recurso legal fue presentado el pasado 16 de junio por actos “consistentes en la omisión de realizar las investigaciones conducentes dentro de la carpeta de investigación 12-2020- 12136”.
No obstante, el juzgador federal declaró improcedente la petición de la petista y su consanguínea, debido a que no cumple con el principio de definitividad que rige el juicio de amparo, pues no agotaron todos los recursos o medios ordinarios mediante los cuales el acto reclamado contra el MP puede ser modificado, revocado o confirmado.
Previo a solicitar la protección de la justicia federal, las quejosas debieron impugnar ante el juez de control las presuntas omisiones y decisiones de la autoridad ministerial investigadora, como lo prevé el artículo 258 del Código Nacional de Procedimientos Penales.
“En conclusión, al contener la ley que rige los actos reclamados un medio de impugnación que puede subsanar las irregularidades que se asegura fueron cometidas por la autoridad responsable, el mismo debió ser ejercido por las quejosas, en acatamiento al principio de definitividad, y si no lo hicieron así, su omisión genera la improcedencia del presente juicio, al actualizarse la causal de improcedencia prevista en la fracción XX del artículo 61 de la Ley de Amparo, ya que no es optativo para el gobernado cumplir o no con dicho principio. En consecuencia, se desecha de plano la demanda de derechos promovida por Claudia Marlen y Diana Laura, ambas de apellidos Marroquín Bayardo”, señala el auto publicado en la página del Consejo de la Judicatura Federal (CJF).
Las imputadas fueron detenidas en 26 de noviembre de 2020 como probables responsables del homicidio doloso de su tío, ocurrido el 28 de junio de 2019 en Santiago Tulantepec. Tanto Diana como su hermana permanecen presas en el Centro de Reinserción Social de Pachuca (Cereso)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: