Carece de bajadas de emergencia el Parque Aventura Tulancingo

A prácticamente un año de que se colocó la primera piedra del Parque Aventura, en la cúspide del Cerro del Tezontle, por parte de la anterior administración encabezada por Fernando Pérez Rodríguez y a seis meses de que concluyó la obra, no puede ser abierto al público porque, de acuerdo con las actuales autoridades, no garantiza la seguridad de los usuarios.
Gustavo Oro, regidor presidente de la comisión de Desarrollo Urbano, explicó que varios funcionarios acompañaron al alcalde Jorge Márquez Alvarado, a un recorrido por el Parque Aventura, pero al hacer uso de los retos de altura, se dieron cuenta que no brindan una completa seguridad al usuario, por lo que el edil ordenó hacer un dictamen con expertos para que no se ponga en riesgo la integridad.
“Hace unas tres semanas realizamos un recorrido, se subieron entre ocho y 10 funcionarios y sólo uno lo acabó, mientras que los demás se quedaron a la mitad, incluso otro se sintió mal y ya no pudo avanzar, por lo que se tuvo a los bomberos para que con una escalera lo bajaran”, contó.
Señaló que ante esa situación, externó que debería haber algunas bajadas en cada estación, por si alguien ya no puede seguir, se pueda bajar con una especie de escalera en las torres, sin embargo, también señaló que el hacer esas bajadas en las estaciones implicaría descender a la jaulas de los animales, que aunque parezcan inofensivos, no dejan de ser animales y podrían agredir a las personas.
Por estas razones, dijo el regidor, el alcalde Jorge Márquez decidió no abrirlo y solicitó hacer un peritaje con expertos en retos extremos, con alguien ajeno a la empresa que lo construyó para que ellos determinen si es seguro o no, y en caso de ser necesario, que indiquen los cambios a realizar.
Vecinos del lugar no tienen claro el por qué no se ha puesto en funcionamiento esta obra que costó seis millones 687 mil 601 pesos y que según la administración pasada, detonaría la economía de los habitantes de las colonias aledañas y ayudaría a bajar los índices de inseguridad.
“No sé el por qué no está funcionando, ni nos avisaron cuando se construyó, pero sí creo que de abrirse nos podría ayudar a tener mejores ventas en los comercios de la zona, aunque no creo que ayude a disminuir la inseguridad”, opinó Alan Barraza
Elena, propietaria de una tienda en la zona del parque, también desconoce por qué no está funcionando el parque, pero espera que pronto se abra, pues cree que les ayudará a generar más ventas con los visitantes y la inseguridad podría disminuir, pues desde que pusieron los reflectores en el estacionamiento no hay mucha presencia de personas dedicadas al mal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: